subir imagenes

En la Bahía de Ocoa, nace una esperanza: Ocoa Bay

Entorno

José Rafael Sosa

 

AZUA. En oportunidades la vida permite que dancen sincronizadamente el deseo de desarrollar socio-económicamente una región deprimida y casi olvidad, la visión emprendedora empresarial que logra concretar un sueño y el deseo de aportar al proceso nacional una experiencia sin precedentes como es la de producir vino de calidad mundial, para ofrecerlo en el marco de un proyecto agro turístico, con notables beneficios ambientales y de potenciación del trabajo productivo a partir de elementos que no son aprovechados actualmente.

Lo que está ocurriendo en las lomas altas de Bahía de Ocoa, entre Azua y Baní, es la crónica de la voluntad humana sobre las metas llamadas imposibles, matizada con buena dosis de emprendurismo, una concepción de vida sana como estilo personal de vida de sus ejecutantes  y  una visión de negocios de gran rentabilidad y etiquetada de una  responsabilidad social para con las comunidades. En Ocoa se ha vuelto al inicio, como  cuando se crearon aquí los primeros viñedos en el nuevo mundo.

Es tal el caso del proyecto agro-turístico Ocoa Bay, que ocupa un millón 410 mil metros cuadrados frente a la hermosa y limpia Bahía de Ocoa, en Azua, de la cuales actualmente, para su primera parte cuenta con  141 mil 750 metros cuadrados, además de 400 metros lineales de playa, se han integrado a un concepto que crea un hotel boutique, con énfasis en el turismo de salud, y una marca de vinos, Ocoa Bay, que puede poner al país en el mapa mundial de los viñedos y las vendimias. La fase primera es de un año.

Este complejo se encuentra ya en fase experimental y representa el primer programa de este tipo agro turístico sostenible del país, además de ser de suma importancia dentro del sector, dentro de la zona sur de la isla.

DSC_5348

El proyecto es ejecutado por la firma de ingenieros y arquitectos Gabriel Acevedo&Asociados ,la cual  junto a  Gora Kardan Investment, SRL, tiene actualmente en experimentación 30 cepas europeas y americanas, plantadas desde el 2010, por expertos enólogos de Chile y España con la asesoría de personal profesional local con estudios en este tipo de cultivo.

El proyecto, que ya tiene una marca terminada en su fase de experimentación, el vino Ocoa Bay, contempla tres grandes desarrollos: hotelero inmobiliario, la venta de villas y lotes y la administración. Su casa club se encuentra  casi terminada. El vino ya puede disfrutarse y ha satisfecho los gustos de catadores que han venido a ver si el milagro de un vino cultivado en estas tierras (de clima y ambiente similar al de viñedos en Europa y América), era posible.

De conservarse las actuales condiciones ambientales, lo que implica la no irrupción de proyectos de minería o producción o procesamiento de energía eléctrica, se podrá avanzar, además de los productos de la primera fase, en la producción agrícola, de la cual se experimenta allí con: especies aromáticas, hortalizas, higos, plátanos, ajíes, yuca, batata, limones, lechosas, miel de flores del bosque seco. En una etapa subsecuente también se plantea procesar la sardina de la Bahía de Ocoa, que actualmente no es pescada intensamente para producir fileteado de sardina en aceite de oliva, similarmente a lo que se podría hacer con el chivo silvestre, para filetearlo en la misma condición.

DSC_5356

El arquitecto Gabriel  Acevedo, el inspirador del proyecto y quien estuvo visitando viñedos y recogiendo información en Europa, detalla que se trata del  primer Viñedo resort-residencial de baja densidad poblacional en toda la región del Caribe, proyectado con conciencia ecológica sustentable, en óptima relación con el medio ambiente para lograr una mejor calidad de vida, que además del hotel  plantea un  centro urbano o comunal, un spa ecológico de primer nivel adicionando  las facilidades propias de un pequeño pueblo, edificios y villas residenciales, plaza comercial, iglesia, cine, áreas verdes y recreativas entre otras áreas de interés.

Indica Acevedo que se han adoptado las variedades Moscato de Hamburgo, Tempranillo, Malvacia, (Italia), French Colombard, Cabernet Sauvignon, Monte Pulciano; se han realizado varias vendimias y producido vino tinto y blanco de muy buena calidad, y otras bebidas derivadas de la uva.

El arquitecto Gabriel Acevedo dijo que con Bay se propone un modelo de turismo vinculado a las comunidades aledañas a las que integrará para “agregar valor a los productos y servicios turísticos y mejorar la calidad de vida de la comunidad”.

Dice que se fomentará una diversificación agroindustrial de  cultivos,  de la pesca  y el cultivo de plantas regionales como el guayacán, el cactus (nopal y maguey), entre otras.

La sardina de la bahía, actualmente desaprovechada, fue probada fileteada. el jamón de chivo junto al queso de leche de chivo tienen un rico sabor. Desde España viene un repostero tradicional especialista en pan artesanal, para enseñar a la comunidad a hacerlo.

República Dominicana importa actualmente  15 millones de libras de uvas Red Globe, a pesar de tener condiciones para producir aquí, a partir de este proyecto, de producir la tercera parte de esa cantidad, con el consiguiente ahorro de divisas para el país al tiempo de fortalecer la agro-industria local. Las uvas Red Globe de Ocoa, recién cortadas del viñedo, tienen una calidad y sabor similar o superior.

Una hectárea produce cinco mil botellas por vendimia, lo que se traduce en 10 mil botellas ya que  son dos vendimias al año las que se hacen en Ocoa Bay.

Actualmente se está construyendo parte de la infraestructura básica para la oferta de servicios,  previa al momento en que se procederá a la expansión  del viñedo, que se considera el momento histórico de Ocoa Bay, ya que el centro temático de este complejo agro turístico e inmobiliario es el viñedo y no un campo de golf que es lo usual en las demás regiones turísticas del país.

 


Comments are closed

Image and video hosting by TinyPic

Photo Gallery

subir imagenes
Log in | Web Administrada por Amo Dominicana