Proponen plan de desarrollo ecoturístico como solución en Valle Nuevo

SANTO DOMINGO.– La familia Guzmán, propietarios legales de terrenos que conservan el bosque natural en Valle Nuevo, propuso al Ministerio de Medio Ambiente un plan de desarrollo del ecoturismo como alternativa de vida para la mayoría de las familias que habitan en las comunidades del área protegida.

Aseguran que esta propuesta se corresponde con una de las opciones que se ha planteado que es el ecoturismo, y como lo testifica este plan con varios años de existencia, es una solución para la problemática social de las comunidades  y una alternativa viable a los ingresos que hoy obtienen las familias de la agricultura.

En una carta enviada por los Guzmán la semana pasada al Ministro de Medio Ambiente, Francisco Domínguez Brito, sugieren rescatar el plan elaborado como parte del Proyecto de Reingeniería del Sistema de Áreas Protegidas en el 2014 y financiado por la Fundación José Delio Guzmán, que incluye un inventario de los atractivos turísticos, zonificación, posibles productos ecoturísticos a desarrollar, aspectos operativos y un plan de negocios con análisis de mercado, mercadeo y promoción, entre otros aspectos.

El Proyecto de Reingeniería de Áreas Protegidas fue ejecutado por el Ministerio de Medio Ambiente del 2010 al 2014 con recursos aportados por Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y Fondo Global para el Medio Ambiente (GEF), tuvo como objetivo aumentar la capacidad financiera del Sistema de Áreas Protegidas de la República

Dominicana para garantizar su sostenibilidad.

La carta dice que la manera en que se aplica la Resolución 14-2016 aumenta la desconfianza y dificulta el diálogo productivo, poniendo “en peligro el objetivo final de conservación de esa área”, pero plantea que “todavía estamos a tiempo de sumar esfuerzos y lograr una alianza público privada en Valle Nuevo, tal como lo promueve la Ley Sectorial de Áreas Protegidas”.

Villa Pajón como “HUB” de promoción

 

En su misiva, la familia Guzmán propone a Medio Ambiente utilizar a Villa Pajón, un proyecto ecoturístico de cabañas de su propiedad, como “HUB” de promoción de la visitación regulada con participación de las comunidades de Valle Nuevo.

“Villa Pajón tiene un programa de voluntarios internacionales que trabaja varias veces al año con los comunitarios de El Castillo. Con apoyo interinstitucional y de las autoridades, este proyecto podría ampliarse y generar alojamiento y trabajos de conservación en otras

comunidades, garantizando el desarrollo en esas áreas” dicen.

Sostienen que en su propiedad y otros terrenos privados existen senderos y puntos de interés ecológico, histórico y social que pueden servir para integrar a los comunitarios una vez capacitados.

Un organismo de gestión de los bosques privados La familia Guzmán propuso también a Medio Ambiente la creación de un organismo de gestión conjunta de los bosques de propiedad privada, ya que estos suman el 30% de los terrenos del parque nacional, y representan la mayor masa boscosa, que permanece gracias a las labores de conservación y la inversión de recursos de sus propietarios.

Este organismo produciría convenios o contratos con los titulares de terrenos para la implementación de planes de manejo y la zonificación indicada en la Ley y determinaría reglas claras sobre las actividades en estos terrenos, así como la gestión de fondos internacionales para conservación, cambio climático y demás servicios ambientales, como forma de rentabilizar la conservación del bosque.

Solicitan, además, la inclusión de representantes de los propietarios de terrenos y de la Fundación José Delio Guzmán en el Consejo de Administración y Cogestión del Parque, y proponen la implementación de un vivero de sotobosque, que ya cuenta con recursos aprobados por la Fundación Ademi, en co-manejo con Medio Ambiente para facilitar las labores de recuperación del área protegida.