Emerge nueva isla en EE.UU. convertida en atractivo turístico

En un recurso de gran atractivo turístico se ha convertido Shelly Island (la isla de las conchas), cuya longitud es de un kilómetro y medio de largo y casi 500 metros de ancho que ha surgido de la nada en poco más de unas semanas en Cape Point, Carolina del Norte, Estados Unidos.

La formación, que tiene forma de media luna, es un banco de arena que tiene forma de semicírculo y que creció hasta convertirse en una isla separada del continente por un canal de 100 metros de ancho.

Se encuentra al sur de un popular punto turístico, Cape Point, del Parque Nacional Costero del Cabo Hatteras, en Carolina del Norte.
Cuando fue vista por primera vez en abril pasado, los lugareños la describieron como “una loma de arena” que sobresalía del agua.
Pero según advierte Dave Hallac, superintendente del Parque Nacional Costero del Cabo Hatteras, como la isla apareció también “podría desaparecer enteramente”.
La isla está llena de naufragios antiguos y huesos de ballenas que quedaron varados en la arena, dijo el historiador local Danny Couch.
Expertos dicen que las orillas de los bancos de arena cambian constantemente.
El superintendente del parque advirtió a los visitantes que no intenten nadar o cruzar el canal para llegar a la isla.
Las corrientes pueden arrastrar rápidamente a una persona, mientras que se han visto tiburones y mantarrayas en el área.
“Es muy posible que Shelly Island o este banco de arena pueda crecer y conectarse con la tierra. Aunque también podría volverse pequeño y desaparecer por completo”, señaló Hallac a NPR.
“Así que si están en la zona, sugiero que visiten Cape Point para ver esta increíble formación”, recomendó.
Janice Regan y Caleb, su nieto de 11 años, descubrieron esta nueva isla el pasado abril, a la cual bautizaron, e incluso registraron el nombre, como Shelly Island debido a la gran cantidad de conchas que esconde (‘shell’ es ‘concha’ en inglés).

Shelly Island atrae a pescadores, coleccionistas de conchas, aventureros, fotógrafos y turistas.
De hecho, se está convirtiendo en todo un fenómeno en las redes sociales. No obstante, el superintendente de la zona, Dave Hallac, ha alertado de que llegar hasta ella supone un peligro por varias razones.
En primer lugar, hay una potente corriente en los apenas 50 metros que la separan de Cape Point.
El océano rompe de una manera en la orilla este y en la dirección opuesta en la orilla meridional. Hallac recomienda no intentar atravesar este canal, ni andando ni a nado, debido al peligro que representa

Facebook Comments