La línea 5 de Metro de Madrid reabre tras dos meses cerrada por obras

RTVE.es

Funciona con normalidad desde las 06:00 horas, como estaba previsto
El servicio adicional de refuerzo deja de estar operativo

La línea 5 del Metro de Madrid ha reanudado el servicio este domingo  a las 06:00 horas, tal y como estaba previsto, después de estar cerrada desde el pasado 3 de julio por obras de modernización y mejora. La línea 5 cuenta con una extensión de 23,5 kilómetros y 32 paradas, algunas de ellas en puntos de la almendra central de Madrid como Rubén Darío, Alonso Martínez, Chueca, Gran Vía, Callao y La Latina.

De esta forma, y a la par que la línea verde del Metro de Madrid vuelve a funcionar, se retira el servicio adicional de refuerzo que incluía -entre otras medidas- cuatro líneas especiales de autobuses operadas por la Empresa Municipal de Transportes (EMT) que cubrían todo el recorrido de la línea (excepto el tramo comprendido entre las estaciones de Manuel Becerra y Embajadores).

Según recuerda la Comunidad de Madrid en un comunicado, las obras han durado 62 días y han supuesto una inversión de 66,5 millones de euros. Asegura el Ejecutivo regional que con la renovación de la línea se ha conseguido una mayor seguridad, confort y eficiencia para los usuarios, además de aumentar la capacidad de la línea hasta en un 44%.

Entre las reformas emprendidas destacan la sustitución del sistema de señalización ferroviaria, el cambio de 41.000 metros de catenaria por otra rígida, un nuevo alumbrado del túnel, la instalación de un sistema de iluminación LED, la mejora del aire acondicionado o el reacondicionamiento del sistema de apertura y cierre de puertas.

Junto a estos trabajos, que en algunos casos continuarán hasta marzo de 2018 pero ya sin afectar a los viajeros, se incluye otra partida de 20 millones para “la modernización de los 42 trenes de la serie 2.000 que forman parte de la flota de la línea, y otros 12 trenes de la serie 3.000 que se incorporarán progresivamente durante el año 2018 a este trayecto”. Esto, según Metro de Madrid, hará efectiva “la mejora de la frecuencia en la línea”.