¿Candidato o Presidente?

Anthony Gálvez
Sec. de educación Lap20
Seccional Barcelona P.R.M.

Todos hemos escuchado en algún momento la popular frase brillo por su ausencia, creo que es la más adecuada para referirnos al discurso del presidente Medina en su rendición de cuentas ante las cámaras que componen el poder legislativo del estado dominicano.

Las expectativas giraban más alrededor de si tomara alguna posición en cuanto a la re-postulación y las turbulencias de su partido que de pronunciar una verdadera rendición de cuentas del presupuesto dominicano. Danilo Medina continua, al parecer, seguir utilizando las estrategias de marketing que en su momento le diseñara el personaje siniestro y creador de presidentes Joao Santana; continúa aislado de la realidad y omite los temas esenciales que preocupan a la nación: inseguridad, corrupción, desempleo, alto costo de la vida, etc.

El uso frecuente de estadísticas sin historias humanas que puedan corroborar su veracidad y un escenario nacional donde en la misma semana del discurso se produjo un asalto colectivo en el parque las praderas y la entrada de una banda de narcotraficantes puertorriqueños al país, sirven para minar su propaganda mediática.

Un discurso tan extenso como vacío debido a que la función real era explicar al pueblo dominicano el aspecto fiscal del presupuesto, el desorden administrativo que va desde millones de pesos dilapidados en alcohol por el secretario administrativo José Ramón Peralta (denuncia que le costara su puesto de trabajo a la periodista Rosa Encarnación) hasta la precaria asignación en el sector salud sirven de indicios para determinar de que Medina no maneja el gasto publico acorde con las prioridades de la nación en el escenario compuesto por figuras como Reinaldo Pared Pérez, presidente del senado (presidente de la gestión que más contratos de Odebrecht aprobó ) Rubén Maldonado, presidente de la cámara de diputados ( con una declaración jurada de 2,000 millones de pesos aun sin justificar) Cándida de Medina, (Primera Dama de la Republica, manejando un presupuesto no establecido por la constitución), Mariano German, Presidente de la Suprema Corte ( Suprema Corte que le dio un no a lugar a Félix Bautista quien manejo más 500 millones de dólares en contratos irregulares) deslegitima al gobierno por completo para hablar de transparencia.

Lo cierto es que un jefe de estado confundido sobre la realidad de la nación a la que gobierna es capaz de elaborar los planteamientos más incoherentes. Aquí las razones principales:

1) Proponer la disolución del seguro Social como solución en el sector salud donde tenemos 56 hospitales intervenidos sin fecha de entrega, dos maternidades sin un emergenciologo, líderes en muertes materno infantil, desde Montecristi hasta la vega sin un traumatólogo.
2) Tratar el tema educación donde aún estamos en los peores puestos de calidad educativa, y un retraso de 6 meses sin el gobierno pagarles a los productores del desayuno escolar.

3) Hablar de empleo para los jóvenes egresados de universidades con una remuneración de 5,000 pesos donde en 6 años de gestión el desempleo juvenil esta en máximos históricos.

4) Referirse al sector eléctrico cuando Punta Catalina obra insignia de su gestión aún sigue in fecha de entrar en sistema, y cuya obra se sacó del expediente de Odebrecht, eta habiendo recibido 20 millones de dólares en sobornos.

El aniversario de la patria ideada por Duarte nos llega en uno de los momentos más delicados de nuestra democracia donde un presidente con una re-postulación como meta abandona su responsabilidad de primer activo de la constitución para coinvertirse en candidato ignorando por completo que de la ética de los principios pasamos a la ética de la responsabilidad. La función de un jefe de estado no es ofrecer soluciones es mostrar resultados.

 

Facebook Comments
CATEGORIES
TAGS