OPINION: El desagravio a Juan Bosch

A5S78FD9G2JUAN_TH

 

Por: JUAN T H

 

Antes que la familia, dije en “El Interactivo de la Súper 7” que la imagen del profesor Juan Bosch no debió utilizarse en un billete de la Lotería Nacional (antigua “amiga del pobre y del rico”) porque durante toda su existencia se opuso al juego de azar, de la misma manera que combatió otros vicios sociales que hoy  práctica el Partido de la iberación Dominicana.

Bosch no jugó nunca. Bosch no creía en el azar más que como categoría histórica, como lo dijera Carlos Marx.

No creo que haya habido mala fe o deseos de hacerle daño a la figura del profesor Bosch de José Francisco Peña, nieto de Peña Gómez. No creo que haya que enviarlo a la hoguera por colocar el rostro de Bosch en un billete. El joven abogado no hizo más que repetir, con manos daño, lo que ve a diario en el gobierno, en el PLD  y en el país, convertido en un cambalache donde da lo mismo “un burro que un gran profesor”.

No es a José Francisco Peña, administrador de la Lotería, a quien la familia de Bosch debe pedirle un desagravio, es a los dirigentes del  PLD que traicionaron su práctica y su filosofía  ética y moral.

Bosch  prometió que de llegar el PLD al poder ninguno de sus dirigentes se robaría un peso. (¿?)

En 1982 Bosch  dijo: “los dominicanos saben muy bien que si tomamos el poder no habrá un peledeista que se haga rico con los fondos públicos, no habrá un peledeista que abuse de su autoridad en perjuicio de un dominicano; no habrá un peledeísta que le oculte al país un hecho incorrecto o sucio o inmoral”.

La viuda, hijos, sobrinos y nietos debieron, hace muchos años, pedirles a los miembros del Comité Político y del Comité Central el cumplimiento de esa promesa.

El PLD ha convertido el país en un casino de juegos múltiples todos los días, con muchas loterías repartidas entre dirigentes de ese partido a través de allegados o testaferros, a tal punto que prácticamente han quebrado la Lotería Nacional del Centro de los Héroes.

Que la imagen de Bosch aparezca en un billete de lotería es criticable, pero es lo de menos, es una insignificancia en relación a lo que hacen todos los días los dirigentes del PLD y los funcionarios de su gobierno.

La familia de Bosch está “cogiendo piedra para los más chiquitos”. Que le entre a los grandes, a los que dirigen el Estado, al ex presidente Leonel Fernández, al presidente Danilo Medina, al Comité Político y al Comité Central. Es a ellos a los que debe pedirle que respeten la memoria de ese insigne dominicano, que no lo usen en su natalicio, ni el día de su muerte, pues ellos no han seguido su ejemplo.

Facebook Comments