Pepín Corripio recibe el premio Luca de Tena, en España

Madrid (EFE).- El empresario dominicano Pepín Corripio recibió este martes en Madrid el premio «Luca de Tena», que concede el diario ABC, en una ceremonia presidida por el rey Felipe VI.

En su discurso, Felipe VI felicitó a Corripio, nacido en España, por haber creado, con «talento y trabajo», un grupo empresarial que hoy cuenta con 14.000 empleados y al que pertenecen algunos de los principales periódicos del país caribeño.

«Don Pepín, como se le conoce universalmente en República Dominicana, no cesa de recordar que ‘los países necesitan medios de comunicación que colaboren a la convivencia, aporten armonía, sean veraces y tengan capacidad de análisis’. Él, desde luego, ayuda cada día a hacerlo posible como editor», elogió el monarca, quien estuvo acompañado por la reina Letizia.

Corripio expresó su «emocionado sentimiento de gratitud» por «el inesperado honor» de recibir uno de los galardones de periodismo más prestigiosos en España, del que hizo partícipe a su familia por contribuir a crear el centenario conglomerado empresarial que preside.

«En esta vida, hay personas que tienen el privilegio de venir a sembrar, y otras que tienen la fortuna de llegar en tiempo de la cosecha, y este último es el caso de quién les habla», confesó Corripio, nacido en Villaviciosa (Asturias) en 1934, aunque emigró con cuatro años a la República Dominicana.

Como anécdota, comentó que le comunicaron la concesión del premio cuando le llamaron de madrugada desde España: «Pensé que se habían equivocado de teléfono».

El veterano empresario reflexionó sobre la revolución mediática y tecnológica sin precedentes que vive el mundo del periodismo y «los efectos a veces desconcertantes» que han tenido en los medios tradicionales.

No obstante, a pesar de «la intensa presión de adaptación» que sufren, subrayó su «certeza» de que «la inteligencia y capacidad de sus directores permitirá cruzar con éxito esta delicada etapa de la historia, guiados por los principios inmutables que definen el buen periodismo: libertad, independencia, honestidad y respeto por la verdad».

Corripio aseguró que el grupo empresarial que fundó su padre tiene como principal objetivo «contribuir a la armonía, la convivencia y el desarrollo del pueblo dominicano, preservando a la vez el tesoro de nuestra cultura hispánica».

Remarcó su satisfacción por haber cumplido con estas metas y de haber procurado «dar cabida a la voz de todos, para que puedan ser libremente escuchadas sin ataduras ni compromisos».

El empresario dominicano valoró que el galardón lo reciba de manos de un periódico como el ABC, fundado en 1903, que «puede definirse como el manual de historia contemporánea de España».

Felipe VI definió a Corripio como «uno de los principales editores de Hispanoamérica» y un empresario que se define como «españolicano» por sus raíces asturianas.

El jefe del Estado enfatizó que de todas sus compañías, «las que mandan en su corazón son sus diarios», entre los que están El Nacional, Hoy y El Día.

Elogió de Corripio que solo plantee dos límites a sus redactores: «Respetar la veracidad y respetar la honra ajena».

«Tiene claro que ‘un periódico que pierde su credibilidad se convierte en un desecho’», añadió el rey.

El rey, en su discurso, también reivindicó la capacidad de «tender lazos» y «el espíritu de concordia» con el que España ha escrito sus «mejores páginas» y ha hecho un llamamiento a «no desviarse nunca» de este camino.

Don Felipe, junto a la reina Letizia, presidió la ceremonia de entrega de los Premios «Mariano de Cavia», «Luca de Tena» y «Mingote», que concede el diario ABC, y que este año han recaído en el filósofo y escritor Gabriel Albiac, en Pepín Corripio y el humorista gráfico José María Nieto, respectivamente.

«En días intensos como los estamos viviendo», ha comenzado el rey, ha destacado «la vigencia de la gran prensa» y el hecho de que «el buen periodismo nunca se para».

Don Felipe ha recordado que los Premios Cavia de ABC cumplen su 99 edición consolidados entre «los más ilustres y codiciados» de su ámbito y su palmarés enmarca «lo mejor del periodismo español».

El rey ha evocado lo que representaron las figuras de Mariano de Cavia y Torcuato Luca de Tena, buques insignias de dos de las cabeceras de peso de principios del siglo XX, como el ABC y El Imparcial, pero a quienes la competencia de sus medios no les impidió reconocer su valía mutua.

«Recuerdo hoy aquella historia porque nos muestra el mejor de los talantes, la España más luminosa, la de las mentes abiertas, la tolerancia, la capacidad de tender lazos y reconocer las bondades y logros ajenos», ha valorado el monarca.

«Un espíritu de concordia bajo el que nuestro país ha escrito sus mejores páginas y del que nunca deberíamos desviarnos», ha rematado.

La cena de gala ha congregado a la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, al presidente del PP, Pablo Casado, al exjefe del Gobierno José María Aznar y su esposa, Ana Botella, y al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, entre otras autoridades.

Felipe VI subrayó que el diario fundado en 1903, junto a otras cabeceras europeas centenarios, constituyen «en cierto modo columnas de civilización» y son «un patrimonio de todos y un espacio de reflexión y excelencia».

«Quiero aprovechar esta celebración para destacar nuevamente la vigencia de la gran prensa, que ha superado los pronósticos pesimistas con una gran pujanza en la ‘autopista de la información’ del siglo XXI: internet», ha reflexionado el jefe del Estado.

El gran periodismo es «siempre obra de personas concretas», según don Felipe, quien ha considerado que los ganadores de este año son «sinónimo de calidad y de compromiso con la libertad». EFE

Facebook Comments