Capacidad, trayectoria y vocación de servicio

 
Por Frank Segura
El autor es ingeniero, preside de la Asociación Amo Dominicana

La designación del ingeniero Osiris de León como asesor del Poder Ejecutivo en geociencias, sismicidad y prevención de desastres constituye uno de los pasos más acertados del presidente Danilo Medina.

Ese es el sentir de gran parte de la sociedad dominicana que, durante años, ha seguido de cerca las orientaciones y el accionar de un profesional del más alto nivel en geología y medio ambiente.

Con la incorporación de Osiris de León, la República Dominicana da un paso de avance en un área de gran sensibilidad, que debe ser priorizada creando los mecanismos que reduzcan la extrema vulnerabilidad en la que hoy nos encontramos ante el riesgo de fenómenos naturales, intensificados en los últimos años por el cambio climático y por la ubicación geográfica de nuestra isla.

Nuestro país no puede seguir de espaldas a su realidad que le sitúa en una de las zonas de mayor actividad sísmica del mundo. Aun así, nuestra población no ha sido debidamente educada para mitigar los embates de un movimiento telúrico, al tiempo de orientar su desarrollo sostenible con políticas coherentes con la naturaleza.

Osiris de León, un profesional conocedor a fondo de esta realidad, ha llevado este mensaje por cada localidad del país y en el exterior durante años, alertando sobre los riesgos a los que estamos expuestos, pero sobre todo, haciendo propuestas en pro del desarrollo de nuestra sociedad.

Nuestra media isla debe avanzar encaminada a que profesionales como Osiris de León puedan servirle sin importar la bandera política del Gobierno de turno, dándoles la oportunidad para que sus mejores hombres y mujeres sirvan a la Patria en función de su capacidad, trayectoria y vocación de servicio.

Foto de archivo: Conferencia «“Terremotos y Riesgos Sísmicos en República Dominicana”»  , Julio 2013, Madrid

 

Facebook Comments