Dominicanos en Europa rechazan sentencia del Tribunal Constitucional

 

mazo-620x400España.- Entre los promotores y firmantes del actual documento se encuentran: Mercedes Frías, ex diputada italiana de origen dominicano, Alex Amaro y Antonio Gómez, dirigentes políticos en España, así como, Ynes Gerardo y Nelson del Pozo, activistas políticos y de derechos humanos en Suiza.

La sentencia del Tribunal Constitucional alienta al racismo y la xenofobia dentro y fuera del país

Nosotros, nosotras, ciudadanas y ciudadanos dominicanos/as residentes en Europa, queremos expresar nuestra indignación ante la sentencia evacuada por el Tribunal Constitucional, descrito en la Constitución de 2010 como “órgano supremo de interpretación y control de la constitucionalidad”.

Desde nuestras vivencias como migrantes entendemos la importancia de que los Estados cuenten con leyes y disposiciones administrativas que garanticen el control y monitoreo de los flujos migratorios desde y hacia sus territorios.

Reconocemos el avance de la institucionalidad democrática del país al dotarse de un Tribunal Constitucional responsable de controlar todo lo relacionado con la interpretación y aplicación correcta de la Constitución.

La sentencia del Tribunal Constitucional nos genera preocupación y desconcierto ante el evidente desamparo jurídico de la ciudadanía frente a los poderes del Estado.

Como ciudadanos y ciudadanas de unos de los países de mayor generación de migrantes en todo el mundo (más de dos millones de dominicanos/as vivimos fuera de nuestro país) nos sentimos profundamente defraudadas y desamparados por una sentencia que a nuestro entender sienta un mal precedente jurídico que, entre otras cosas, alienta discursos y prácticas xenófobas, racistas y excluyentes en contra de los derechos e intereses de los migrantes, dificultando aun más el drama humano que muchas veces comporta migrar; situación a la que las dominicanas/os que vivimos fuera del país no somos ajenos allí a donde nos hemos establecido.

Nos preocupa que por esta sentencia nuestra sociedad, internacionalmente, sea catalogada como racista, xenófoba e intolerante. Tememos que el conocimiento de tal sentencia suponga el incremento de los tratos discriminatorios en contra a la migración dominicana en los países de acogida.

Como migrantes, hemos sido testigos y víctimas directas de las agitaciones xenófobas y de las prácticas políticas cotidianas que de ellas se derivan, por eso, nos oponemos con absoluta firmeza a que en nuestro país se extiendan e institucionalicen talen prácticas discriminatorias.

El presidente Danilo Medina, desde el poder ejecutivo, debe impedir el genocidio civil avalado desde el  Tribunal Constitucional antes que en el país se produzcan hechos lamentables y que nuevas condenas internacionales creen mayores dificultades para quienes vivimos dentro y fuera del país, pero en mayor medida para quienes directamente dependen de los beneficios de la inversión extranjera, remesas, turismo, que a fin de cuentas procuran beneficios para todo el pueblo dominicano.

Creemos que en las actuales circunstancias el presidente Danilo Medina debe actuar como jefe del Estado y proponer una iniciativa legislativa que resuelva de una vez por toda ésta terrible situación de injusticia, tanto para evitar el apartheid como para frenar el desgate nacional y descrédito internacional de nuestra frágil institucionalidad democrática, sabiéndose que aunque la sentencia surge del Tribunal Constitucional, la carga de consecuencias en el país y en el exterior no podrán ser desvinculadas de su gobierno.

Ciudadanos y Ciudadanas que vivimos en Europa debemos involucrarnos en cambiar la situación para tener una República Dominicana mejor, más segura, próspera, justa e incluyente para todos/as.

 

 

11oct/amodom

Facebook Comments