El 9,9% de los españoles ha pasado el Covid-19, con mayor incidencia en Madrid, Cuenca y Soria

 

España se encuentra lejos de alcanzar la inmunidad de grupo. Solo uno de cada diez españoles (el 9,9%) ha pasado el coronavirus, según ha informado este martes el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) tras publicar la cuarta oleada de su estudio Ene-covid. Esto supone que los contagios se elevan hasta casi el doble de los que se habían registrado en la primera ola de la pandemia en nuestro país, alcanzando los 4,7 millones de infectados, tres más que los datos oficiales que maneja el Ministerio de Sanidad en sus informes diarios. De la encuesta se desprende, además, que la enfermedad no distingue entre sexos ni entre diferentes tramos de edad, aunque los porcentajes son menores entre los niños.

Tras los datos recién publicados de la segunda quincena de noviembre, la tasa de seroprevalencia asciende al 7,7%; si se resta a la global (desde el inicio de la pandemia), que es del 9,9 %, se desprende que un 2,8% de los españoles ha perdido o reducido su nivel de anticuerpos IgG. Con la vista puesta en la llegada de la vacuna, España sigue estando lejos de la inmunidad de rebaño que requeriría de al menos un 60% de contacto con el virus, y ello pese a que los casos contabilizados por Sanidad son mayores en esta segunda ola de la pandemia.

La cuarta ronda del estudio de seroprevalencia se inició el 16 de noviembre adaptada a la presión asistencial que en ese momento vivía la Atención Primaria a causa de la segunda ola del coronavirus. Por ello se simplificó la metodología respecto a otras rondas del estudio, eliminando los análisis de sangre a toda la muestra. En total, han participado en el estudio 51.409 personas, una cifra en la que se observa cierta infrarrepresentación de niños menores de 10 años, adultos jóvenes y personas muy mayores. La participación, además, ha sido inferior a la de las tres primeras rondas (en las que se pudo contar con alrededor de 66.000 voluntarios), pero sin embargo, «sigue siendo excelente y más que suficiente para mantener la representación del estudio», dijo ayer Alfredo González, secretario general de Salud Digital, Información e Innovación del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Lo que quiso aclarar la responsable del ISCIII es que, pese a ser utilizados para este macroestudio, «los test rápidos tienen una precisión menor que los de laboratorio; por eso se desaconseja su uso para diagnóstico. Son útiles para hacer estadísticas, pero no para tomar decisiones a nivel individual». Ninguno permite determinar si una persona tiene o no una infección activa, sino solo «si en un momento dado se ha pasado una infección», añadió. Yotti añadió que la encuesta también confirma que actualmente se detectan mucos más casos de Covid-19: «Ahora estamos detectando seis de cada 10 pacientes infectados, gracias a un incremento y a un esfuerzo en las técnicas de detección y diagnósticas de todo el país».

 

ABC

Facebook Comments