La entrada de inmigrantes por Ceuta bajó un 40% durante 2012

1319115393_1Aunque en 2011 hubo un repunte, el pasado año disminuyeron las entradas de inmigrantes por la frontera ceutí a la Unión Europea considerablemente.

En total un 40% menos en un año, pasando de 689 a los 461. Más de la mitad subsaharianos, como suele ocurrir, aunque 70 de ellos eran de nacionalidad argelina y apenas una veintena de esas personas procedían de otras regiones principalmente situadas en el continente asiático.
Y entre la disminución de la entrada de inmigrantes, múltiples factores, tal y como explican fuentes de Delegación:?desde la climatología a la situación de los países de origen o la buena colaboración marroquí, algo que han querido destacar principalmente.

La disminución es  algo menor a la que registran los últimos datos que acaba de hacer públicos el último informe de Frontex,  la Agencia Europea para la Gestión de la Cooperación Operativa en las Fronteras Exteriores de los Estados miembros de la Unión. En el informe explican que la llegada de extranjeros sin papeles a la Unión Europea cayó a la mitad en el año 2012. Ese descenso, el mayor registrado nunca por las autoridades comunitarias, sitúa en 72.430 el número de inmigrantes detectados. Más allá de que la estabilización en los países que protagonizaron la primavera árabe redujo los flujos respecto a 2011, los responsables de Frontex atribuyen el cambio de tendencia al mejor control de la frontera griega.

Además, la asfixia económica que vive Europa ha provocado una mayor atención a los movimientos transfronterizos. La mitad de los que detecta Frontex entran por la ruta del Mediterráneo Este, por Grecia, Bulgaria y Chipre. Y es precisamente ahí donde opera el nuevo sistema de detección griego, que ha movilizado a 1.800 policías en la frontera con Turquía. Desde que entró en vigor, en agosto de 2012, las entradas descendieron drásticamente, de unas 2.000 semanales a menos de 10.
El retroceso también fue notable en la parte Oeste del Mediterráneo, la que afecta a España. Los 6.400 que accedieron a Europa supusieron un 24% menos que en 2011. Por el lado oriental, el director de Frontex, Ilkka Laitinen, destacó el moderado número de entradas por las islas Canarias, que atribuyó a “los esfuerzos diplomáticos de España con Mauritania y Senegal” para controlar el territorio y expatriar a los extranjeros sin posibilidad de quedarse. Pese a todo, Laitinen advierte: “Prestamos mucha atención a esa ruta porque a través de ella acceden las migraciones del Sahel”.

Esa es precisamente una de las conclusiones del estudio. Pese a la mejora de las cifras, “los riesgos asociados al cruce ilegal de fronteras por tierra y mar sigue siendo de los más altos, especialmente en la zona sur”, subraya el documento. El director de Frontex recordó además que la estabilización de los países que protagonizaron la primavera árabe está lejos de conseguirse, como demuestran las turbulencias que vive Egipto.
Por nacionalidades, en términos generales, los afganos siguen siendo con diferencia los que más cruzan la frontera, casi uno de cada tres extranjeros detectados. El mayor cambio en el perfil de quienes se arriesgaron a entrar sin papeles en la UE se detecta en los sirios, que en 2012 representaron cinco veces lo que suponían el año anterior.

El director de Frontex explica que la mayor parte de los inmigrantes detectados regresa a sus países de origen, pero que cada caso se estudia de manera individual para garantizar que se cumplen las normas de derechos humanos. Pese a todo, la agencia da cuenta de entre tres y seis millones de extranjeros que viven ilegalmente en la Unión Europea, según cálculos conservadores. Otras cifras recogidas en el informe elevan el cómputo a ocho millones.

Los subsaharianos son los que más entran por Ceuta

Los subsaharianos suponen en los tres últimos años la mayor parte de los inmigrantes que han llegado hasta Ceuta cruzando la frontera. En 2010 lo hicieron 423 del total de 485, mientras que argelinos fueron 27 y de otras nacionalidades, principalmente de países asiáticos, 35. En 2011 llegaron 689 inmigrantes, hubo un repunte considerable, 624 de ellos subsaharianos, 44 argelinos y 21 de otras nacionalidades. El pasado año cruzaron la frontera 461 inmigrantes, 370 de ellos subsaharianos, 70 argelinos y apenas una veintena llegados de otras regiones. Los datos han sido proporcionados por fuentes de la Delegación de Gobierno de Ceuta.

 

amodom/elfarodigital.es

Facebook Comments