La inmigración gana relevancia en el referéndum británico

Arranca-campana-referendum-britanico-indecisos_908021006_102901869_1200x800

La temperatura de la campaña del referéndum sobre la continuidad de Reino Unido en la Unión Europea sube a un ritmo proporcional al aumento de protagonismo del factor inmigración.

Tras semanas en las que las consecuencias económicas de la Brexit habían dominado el debate, el bando a favor de abandonar Bruselas ha logrado introducir a pie de calle uno de los elementos que, según las encuestas, podría decantar la histórica consulta del 23 de junio.

El elemento común entre los electores que han decidido ya que votarán no es la inquietud por el incremento de población foránea y el descontento con la gestión de un Gobierno que, en 2010, había prometido reducir la diferencia entre los que entran y los que salen por debajo de 100.000. Las cifras no ayudan al frente que apoya la continuidad: el total actual, 330.000, es la segunda cifra más alta registrada y, por si fuera poco, en el caso de los comunitarios ha alcanzado un récord, 184.000.

En consecuencia, frente a las complejas estadísticas defendidas por los partidarios de permanecer en la UE, que mantienen que romper «destrozaría» la economía, sus rivales han conseguido redirigir el debate hacia la inmigración, el talón de Aquiles de David Cameron y, por extensión, de Stronger In (Más Fuertes Dentro), puesto que continuar en el bloque comunitario impide controlar los flujos procedentes del continente.

El propio primer ministro ha comprobado la virulencia que la inmigración genera en un notable porcentaje del electorado y, en su primera gran intervención en televisión en la campaña, tuvo que enfrentarse a una audiencia especialmente hostil, que exigió explicaciones sobre cómo preveía alcanzar objetivos que, en todo caso, llegarían una legislatura tarde.

Cameron tiene difícil ofrecer garantías, por lo que su estrategia sigue centrada en la conveniencia de continuar en el mercado común, una pertenencia que, inevitablemente, conlleva el libre movimiento de personas.

Por ello, a apenas tres semanas del plebiscito, el bando pro-Brexit se ha anotado un importante punto que, a diferencia de los sesudos informes económicos, genera la inmediata reacción en la ciudadanía.

 

ECODIARIO:ES

Facebook Comments