Religión y cultura en Higuey

Religión y cultura en Higuey

timthumb
Pese a estar muy cercano a Punta Cana, el polo turístico más importante de todo el Caribe, la ciudad de Hig?ey todavía adolece de un movimiento de turistas significativo que disfrute de los atractivos con que cuenta.

El monumento más interesante es una de las iglesias coloniales más antiguas que se conservan en América. La iglesia de San Dionisio, antiguo santuario de la Virgen de la Altagracia, edificada entre 1569 y 1572.

Los hermanos Trejo, unos de los primeros colonos de Hig?ey, trajeron un lienzo de la virgen que depositaron en la iglesia. La pureza de su estilo colonial, directamente heredado de las construcciones religiosas del Mediterráneo renacentista, se conjuga con la sobriedad de su decoración y la elegancia de sus proporciones, dando lugar a un conjunto arquitectónico armónico y recogido que reposa a la orilla del parque más antiguo de la ciudad.

En contraste con la antigua iglesia colonial, se construyó entre 1947 y 1971, la imponente Basílica de La Altagracia. El arquitecto francés Andre Dunoyer de Segonzac, diseño un templo majestuoso que sorprende por la originalidad de sus formas y la belleza de su estilo. Esta basílica es lugar de peregrinación habitual de los devotos a la Virgen de la Altagracia, o lo que es lo mismo, de todos los dominicanos.

El 21 de enero es el día de la Virgen de la Altagracia, cuyas fiestas comienzan a partir del día 12 de este mes, y en ellas se celebran, además de las misas de rigor, algunos acontecimientos coloridos que nos ponen en contacto con las más hermosas tradiciones de la isla. Salves dominicanas, novenas y ceremonias de palos y atabales se suceden. Pero también hay otro día muy especial para acercarse a la basílica, el 14 de agosto. En esta fecha se bendicen los toros-ofrendas de Hig?ey, aportados por los fieles en retribución de los favores concedidos por la Virgen.

timthumb (1)

timthumb (2)

timthumb

Adolfo López
Consultor Ambiental

Accessdr

Facebook Comments