10 cosas que no deberías compartir jamás

srgthtdhsergwertw4t

Todos sabemos que el cepillo de dientes es algo que no deberíamos de compartir nunca, pero ¿Ocurre lo mismo cuando hablamos de cortaúñas o auriculares? Te contamos éstos y otros objetos que no debes compartir con nadie.

Hay objetos que son de lo más personales, por lo que no se deberían de compartir. Pero claro, una cosa es lo que se debería de hacer y otra es lo que se hace. Así, todos tenemos claro que compartir cepillo de dientes no es lo más higiénico, cosa que nunca se debería de hacer, pero parece que olvidamos otras cosas que tampoco deberíamos compartir.

Tenemos, pues, el caso de las cuchillas de afeitar, los cortaúñas o accesorios como los sombreros o los pendientes. No se deberían compartir pero seguros que todos lo hemos hecho alguna vez.

Pues bien, si quieres evitar infecciones o enfermedades que no te pertenecen, presta atención a las cosas que no debes compartir.

1.- Cepillo de dientes

Todos sabemos que los cepillos de dientes son uno de los objetos de la higiene personal que nunca se deben de compartir. Podemos pasar por alto el compartir la pasta, cosa que tampoco se debería hacer, pero lo del cepillo es algo tajante. Y es que aunque no te lo parezca, compartir esto te puede traer más de un problema.

Usar el mismo cepillo de dientes nos puede causar infecciones que no desearíamos tener jamás. ¿Sabías que la boca es la parte más sucia del cuerpo? Por lo que si compartes tu cepillo con alguien no sólo le transmitirás las bacterias que tu boca contenga, sino que también le puedes contagiar infecciones de transmisión sanguínea.

Los cepillos de dientes no se deben compartir ni con tu pareja, a quien besas y besas continuamente. Así que guárdalo a buen recaudo para que nadie se confunda y pueda usar el tuyo.

2.- Cuchilla de afeitar

Cuánta gente apuesta por las cuchillas o las maquinillas para afeitarse o para depilarse. Los hombres en su gran mayoría, aunque las mujeres no se quedan atrás. Pero claro, una cosa es utilizarlas, aunque sean de las de usar y tirar, y otra es compartirla con otra persona.

Usarlas con otras personas puede suponer problemas muy serios, entre los que podemos encontrar la transmisión de enfermedades como la hepatitis, el VIH o los problemas dermatológicos de nuestra piel.

Así que ya sabes, si quieres evitar estos contagios, hazte con tu propia maquinilla, una personal y que sólo sea para ti. Si es necesario guárdala en un sitio secreto para que así nadie pueda utilizarla.

3.- Pastilla de jabón

Si creías eso de que el jabón de mano ya es limpio de por sí, sólo por ser jabón, estabas muy equivocado. Y es que por muy limpio que sea, todos lo cogemos y dejamos nuestra suciedad en el jabón. Y claro, la persona que lo toca después nuestra, se lleva nuestra suciedad… y así sucesivamente entre todos los que pueden usar esa pastilla de jabón al cabo del día.

Por eso, y para evitar el contagio de infecciones y bacterias, se recomienda el uso del jabón líquido. Así se evitará el contacto con la piel de otras personas, por lo que resultará más higiénico.

Muchos son los expertos que corroboran esta teoría, justificando que al no secarse completamente el jabón, esa sería una gran fuente de transmisión de bacterias e infecciones.

4.- Cortaúñas

Muchas veces, cuando nos vamos a cortas las uñas, pedimos prestado el cortaúñas… y no nos damos cuenta de que no es un hábito bueno. Porque este utensilio también se considera de higiene personal, por lo que cada persona debería tener el suyo propio. El objetivo principal por el que no se debería compartir es para evitar los hongos de uñas, entre otros problemas e infecciones.

Pero los hongos no son lo único que nos pueden contagiar, y es que esas pequeñas heridas que puedas tener en las uñas también suponer un problema, como el contagio de infecciones de transmisión sanguínea.

Así que ya sabes, si eres de los que piden el cortaúñas, piénsalo dos veces antes de hacerlo. Así mismo, puedes recurrir a las tradicionales tijeras, las que deberás limpiar después de utilizarlas.

5.- Desodorantes

Los desodorantes son un utensilio indispensable de higiene personal, y por esta razón, por ser personales, no deben compartirse con nadie. Las axilas pueden contener millones de gérmenes, bacterias e incluso hongos, y todo esto se lo podríamos contagiar a quien utilice nuestro mismo desodorante.

Aunque una cosa hay que tener clara, y es que los desodorantes de roll-on son los menos recomendables para compartir. Con ellos se tiene contacto directo con la piel, lo que no ocurre con los de spray.

Por eso, si te ves en la necesidad de compartirlo con alguien, intenta, al menor, que sea de spray. Será mejor para todos.

6.- Auriculares

Los auriculares son otro de los objetos que solemos compartir con los demás y que no deberíamos. ¿Quién no ha vivido la típica situación en la que no tenía unos auriculares a mano por lo que los tenía que pedir prestados? Pues bien, este objeto puede ser tan, o más, personal como lo es el cepillo de dientes, por lo que evita compartirlo.

Piensa que si esos mismos auriculares se han utilizado haciendo ejercicio, o simplemente, que la persona que los presta sufre algún tipo de infección en el oído. Y no sólo lo que te puedan contagiar, sino que lo que tú mismo puedes transmitir a la persona.

Por lo tanto, intenta no olvidar tus auriculares, y si lo haces, evita pedirlos prestados… Es por tu bien.

7.- Sombreros, gorros o gorras

Otro accesorio que estamos acostumbrados a pasarnos de unos a otros es el sombrero o el gorro. ¿Por cuántas cabezas habrá pasado ese bonito sombrero que te compraste para la playa? ¿O ese gorro que tanto te abriga en invierno? Pues bien, si eres de dejárselo a tus amigos, o ellos te lo dejan a ti, te recomendamos que cambies de hábito.

Te preguntarás qué tiene de malo este préstamo de gorros y sombreros, pues verás. Si una persona tiene algún tipo de problema capilar, como puede ser la caspa, o que, incluso, tenga piojos, podrá contagiártelos sin el más mínimo problema.

Si no quieres verte afectado por problemas de este tipo, deja tus gorros para ti, y los ajenos para el resto.

8.- Maquillaje

Cierto es que cuando nos maquillamos no prestamos ni la más mínima atención a quién habrá utilizado ese maquillaje antes que nosotros. Lo compartimos sin ningún tipo de problema, sin darle ninguna importancia al asunto. Pues bien, deberías saber que esta rutina de compartir con los demás puede ser bastante peligrosa.

Se puede contagiar desde conjuntivitis, algo muy común en la gente, como también herpes labiales. Y es que, qué necesidad hay de contagiarnos, cuando se puede evitar de una forma muy sencilla. Sólo tienes que tener y utilizar tu propio maquillaje, tus propios pintalabios y tus propios tratamientos.

9.- Pendientes

¿Necesitas unos pendientes concretos y no los encuentras? No pasa nada, seguro que alguna de tus amigas tiene unos para prestarte, los que te queden a la perfección. Pues no, esto es un gran error que cometemos sin darnos cuenta. Y es que los pendientes tampoco se deberían de compartir.

Este accesorio también puede ser una fuente de transmisión tanto de bacterias, que podamos tener en nuestro cuerpo y en nuestra piel, como de infecciones. Y es que eso de que los agujeros de las orejas se infecten no es nada raro, pasa con mucha frecuencia.

Así que ten a mano tus propios pendientes, y déjate de posibles complicaciones.

10.- Cepillo de pelo

En nuestra casa tendremos miles de peines, y seguro que cada día utilizamos el primero que vemos. Así lo hacemos nosotros y así lo hacen el resto de la gente con la que convivimos. Pues bien, eso de usar todos y cada uno de los cepillos de pelo que hay, no es nada recomendable. Piensa que si tú utilizas todos, el resto también lo hará.

Ocurre lo mismo que cuando compartimos sombreros o gorros. Los problemas capitales que pueda tener la gente, ahora pueden ser tuyos, y todo por el mínimo detalle de utilizar el mismo cepillo de pelo.

Así que igual que te hemos recomendado tener tu propio cepillo de dientes o tu propia cuchilla de afeitar, también de aconsejamos que tengas un cepillo sólo y exclusivamente para ti.

Fuente: Que.es

 

Facebook Comments