A juicio a ex pelotero José Rijo por presunto lavado de activos

1000SANTO DOMINGO.-El ex pelotero de Grandes Ligas José Rijo fue enviado a juicio por presunto lavado de activos, y otras siete personas por su alegada implicación en el expediente sobre el asesinato del periodista José Silvestre, ocurrida en agosto del 2011.

La decisión fue adoptada por el juez de la Instrucción de San Pedro de Macorís, Richard Berra, quien acogió las pruebas presentadas por los representantes del Ministerio Público, Francisco Polanco, María del Carmen de León, Dulce Luciano, de la Procuraduría Especializada Antilavado de Activos.

El tribunal declaró la rebeldía, dispuso capturar y arrestar al presunto socio de José Rijo, Matías Avelino Castro, quien también figura con los nombres de Joaquín Espinal Almeyda y Milton Martínez Rodríguez y es sindicado como autor principal de los crímenes.

Otros enviados a juicio son la hija del fugitivo Raysa Danelis Avelino Javier, Ángel Amed Mañón Gutiérrez, Elvin Canario D ‘Oleo (Haina), Fermín Marcelino Calderón, Denny Junior Serrano (Junior Presión) y Franklin Lugo Mejía (La Máquina).

El Ministerio Público planteó que los acusados alegadamente se dedican al asesinato de personas por encargo (sicariato), quienes en el caso específico realizaron persecuciones, dieron seguimiento y raptaron al periodista José Silvestre, y después lo asesinaron.

Sostiene que todo esto por asignaciones dirigidas por Avelino Castro, quien dentro de sus actividades ilícitas tenía la posición de cabecilla del Cartel del Este, dedicado a dirigir todas las operaciones de narcotráfico surgidas en el Este.

El expediente explica que al enterarse de que su nombre figuraba publicado en la revista “La Voz de la Verdad”, donde Silvestre señala que un tal Daniel (a) El Cañón de Samaná era alegado socio en actividades de narcotráfico de Alfredo Rodríguez (a) Niño Pata Corta, quien ordenó el asesinato de Ramón Herrera (a) Momón, ya que éste presuntamente se había quedado con US$800,000 que le había enviado Rodríguez, producto de la venta de un cargamento de drogas, Avelino Castro decide comunicarse con el imputado Marcelino Calderón, con quien tiene una gran amistad y lazos de sociedad en actividades de narcotráfico, y le instruye para que se encargue y dirija el plan para asesinar a Silvestre.

Facebook Comments