Afirman disminuye interés de españoles en Dominicana

ESPAña-dominicana1Por JHONNY TRINIDAD
 
SANTO DOMINGO.- La República Dominicana ha perdido en los últimos años interés para las compañías españolas, que centraban su actividad de forma mayoritaria en el sector turístico-hotelero y el inmobiliario, según el periódico CAPITALMADRID.com.

«Ni siquiera los proyectos del presidente Danilo Medina han logrado de momento reanimar el interés de las empresas españolas», señala el diario.

Según explica, los roces, desencuentros y encontronazos de la anterior Administración dominicana con empresas españolas, incluyendo las expropiaciones en 2012, sin que aún haya mediado indemnización, a las compañías Codacsa y Azucarera Porvenir, han elevado la desconfianza de las empresas españolas hacia un destino inversor que las firmas venían denunciando como protagonista de una creciente inseguridad jurídica.

«Las sombras generadas por los choques con el sector privado protagonizados por la Administración de Leonel Fernández, que su delfín y sustituto en el poder aún no ha logrado disipar y que han generado un clima de tensión, se produjeron a pesar de que España es el tercer inversor extranjero en Dominicana tras EEUU y Canadá y el primero en el vital sector turístico, a pesar de que nuestro la Madre Patria es el segundo mayor receptor de inmigrantes dominicanos, el octavo socio comercial y el mayor contribuyente en ayudas al desarrollo de la nación caribeña. Y han contribuido de forma importante a alejar a los inversores españoles del país en beneficio de otros destinos en la región», reseña.

Pese a las promesas de cambio de rumbo del presidente Medina, quien en un intento de distanciarse de la Administración previa del PLD, designó para un cargo público de relieve a uno de los principales enemigos de su antecesor y mentor, la imagen de Dominicana como Administración tolerante con la corrupción, intervencionista y favorecedora de un marco jurídico inseguro no se ha evaporado, conforme fuentes empresariales españolas conocedoras de la situación.

En un país en el que la actividad turística es uno de los motores del crecimiento y de la captación de inversiones (Dominicana es el principal destino de viajes del Caribe), Medina se comprometió a impulsar de forma decidida este segmento de la economía y a convertirlo en locomotora del desarrollo y principal eje de generación de empleo.

Medina, además, vinculó ese relanzamiento de la actividad turística a la potenciación de sectores como la construcción, la industria y la energía dentro de un programa basado en el llamamiento a un gran pacto social para combatir la pobreza e impulsar el desarrollo. Así, y tras marcarse la meta de conseguir 10 millones de turistas en 10 años y la generación de 400.000 nuevos empleos, el Presidente prometió insuflar nueva vida a las infraestructuras del país con la construcción de las carreteras Miches-Uvero Alto, Sabana de la Mar-Miches y Pedro Sánchez-El Seibo para  contribuir al relanzamiento turístico.

Asimismo, el nuevo presidente se comprometió a restaurar la imagen del país como destino confiable para el inversor internacional tras los diversos enfrentamientos con el sector privado y denuncias de corruptela que empañaron la reputación del país en los últimos años de gobierno de su antecesor.

 

 

5sep/amodom/ almomento.net

Facebook Comments