Alarma entre dominicanas Alto Manhattan por muerte compatriota en cirugía estética RD

Alarma entre dominicanas Alto Manhattan por muerte compatriota en cirugía estética RD

 
Por Ramón Mercedes
 
Nueva York.- La muerte de Charilene Cedeño, de 23 años, la joven de origen dominicano y ciudadana estadounidense residente en esta ciudad, que falleciera la semana pasada al practicarse una cirugía estética en una clínica en la República Dominicana, ha alarmado nuevamente a decenas de dominicanas residentes en el Alto Manhattan.
 
No es la primera vez que las criollas residentes en esta urbe se muestran alarmada por una situación similar. En conversaciones que este reportero sostuviera en las avenidas Saint Nicholas, Audubon, Broadway, Dyckman, Sherman, y las calles 181, 204 y 207, las féminas criollas, quienes pidieron total reservas de sus identidades y se negaron a ser fotografiadas, expresaron variadas opiniones, la mayoría alarmadas.
 
“¡Dios mío!, líbrame en no pensar en hacerme una liposucción. ¿Yo hacerme eso?, ¡tú estás loco!», respondió una mulata de cuerpo bien pronunciado, cuando se le cuestionó. ¿Para qué tengo que hacerme eso?, contestó otra, añadiendo a seguidas, el “melindre” no estás en presentar “nalgones o tetas grandes”, el “melindre” está en otra cosa, ¿en qué?, le preguntamos, «no te hagas el pendejo, que tú como hombre sabes muy bien», contestó y se marchó  con un swing indescriptible.
 
Otra criolla cuestionada manifestó: “El miedo no me la deja hacer, pero tengo deseos de hacérmela, para levantarme un hombre lujurioso y con dinero”. “Yo tengo una amiga que se la hizo, y está igualita con su mismo tigüeron, y lo que recibe son muchos piropos en la calle», manifestó otra.
 
Entre unas 40 mujeres cuestionadas, todas lamentaron el fallecimiento de Cedeño, pero solo cuatro admitieron que se la han hecho, y cinco afirmaron que se encomendarán a Dios, porque piensan viajar este año a RD para realizársela.
 
La joven Cedeño trabajaba como asistente de enfermería en una clínica privada en el Bajo Manhattan; estaba soltera y no tenía hijos. Viajó al país caribeño para practicarse una liposucción de espalda y abdomen con el doctor Edgar Contreras, por el valor de $2,500 dólares (equivalente a unos 11,000 pesos dominicanos), y fue acompañada de su amiga Tiffany Concha , quien tenía el mismo propósito, pero no se sometió a dicha cirugía luego del fallecimiento de su compañera. El cadáver será trasladado en los próximos días a Nueva York, para darle cristiana sepultura.
 
El doctor Contreras estudió medicina en RD y otras universidades del extranjero y sus especiales son en abdominoplastía, aumento de senos, levantamiento de senos, reducción de senos, educción de mamas masculinas, lipoescultura, aumento de glúteos, lifting facial, lift de ojos y frente, lift de cuello, corrección de nariz y trasplante de cabello.
 
La directora ejecutiva y el anestesiólogo de la Clínica Plástica Contreras, doctores Merfry Then Rijo y Máximo Vásquez, informaron que Cedeño se sometió a una liposucción, hizo un laringoespasmo, y asistida con un ventilación por mascarilla, aplicando presión positiva para romper el laringoespasmo.
 
A pesar de los esfuerzos, la paciente no respondió adecuadamente, bajando el nivel de saturación de oxigeno por lo que se procedió a realizar una intubación endotraqueal y procediéndose a la ventilación por esa vía.
 
La occisa no respondió a la terapia, haciendo una insuficiencia respiratoria aguda, entró en bradicardia, hizo un paro cardíaco, se procedió a la reanimación cardiopulmonar con compresiones torácicos, la administración de fármacos, como atropina, adrenalina, hidrocortisona, se le administró solución y se le dieron varias veces descargas con desfibrilador bifásico, pero no hubo respuesta a los esfuerzos que se hicieron.
 
Se ha informado que desde esta Metrópoli se organizan hacia la República Dominicana los denominados viajes “lipoturismo”. La Sociedad Dominicana de Cirugía Plástica, Reconstructivas y Estética (Sodocipre) denunció recientemente que unas 300 personas sin la preparación académica necesaria, incluyendo enfermeros, camilleros, practicantes, y estudiantes de medicinas realizan procedimientos estéticos en el país.
 
Asimismo, el Centro de Control de Enfermedades (CDC), de los Estados Unidos, emitió una alerta en el pasado reciente advirtiendo sobre el peligro de acudir a ciertos cirujanos plásticos en la RD.
 
Ante el escándalo sobre la muerte de la joven Cedeño, con ribete internacional,  la Fiscalía del Distrito Nacional cerró la tarde del pasado sábado la clínica del doctor Contreras, mediante orden judicial No. 0163-2015,  emitida por la jueza suplente de la Unidad de Atención Permanente. La fiscal Yeni Berenice Reynoso dijo que la Fiscalía apoderará a otras instancias, distintas a las penales, para que se pronuncien sobre la habilitación del doctor Edgar Contreras para ejercer la medicina.

Facebook Comments