Algún día los culpables y sus cómplices tendrán que responder ante la justicia

Algún día los culpables y sus cómplices tendrán que responder ante la justicia

manuel duran Por Manuel Durán
Excónsul dominicano en Miami, dirigente político PRD
Los sueldos dados a conocer en publicaciones recientes, referentes a los pagos mensuales que recibe el personal de la cancillería dominicana a través de su nómina en el exterior, no reflejan la realidad de lo que concretamente ese personal recibe como salario total, ya que los mismos manifiestan solamente el sueldo básico, sin incluir la dotación mensual por otros pagos fijos mensuales para alquileres, viáticos, y misceláneos.
Por ejemplo fue divulgado que un Vice-Cónsul devenga un sueldo fijo mensual de US$,1750, cuando la realidad es que el cheque mensual de esos funcionarios dominicanos es de un monto mínimo aproximado a los US$6,000 dólares mensuales, donde se incluye el sueldo base más otra compensación que se lleva a la casa libre de impuestos.
De la misma manera, los Auxiliares consulares tienen dotaciones reales entre US$2,500 a US$4,500 mensuales, y el personal de las embajadas dependiendo de la posición puede devengar salarios de US$6,000 a US$12,000 mensuales, sin mencionar a los Embajadores que reciben un aproximado de US$35,000 o más dependiendo de los compromisos políticos o la cercanía con el anillo del poder.
Concebimos  que un salario anual aproximado de entre US$72,000 a US$80,000 que devenga un Vice-Cónsul dominicano pudiera ser tolerable tomando en cuenta la labor que el mismo estuviera realizando en la digna representación de su país, cumpliendo con funciones necesarias y deberes solemnes ante la patria, sin embargo, es inaguantable cuando se recibe ese sueldo por el concepto de una botella supliendo la excesiva práctica política de clientelismo gubernamental innegable en los gobiernos del Presidente Leonel Fernández, la cual ha sido continuada y amparada por el gobierno del Presidente Danilo Medina.
Con todo, alguien pudiera tratar de justificar lo difícil que sería eliminar totalmente las botellas en los gobiernos donde todavía no se ha alcanzado una verdadera democracia dirigida con un interés real a favor de la honestidad, la transparencia y la ética, pero ¿cómo justifican Leonel Fernández y Danilo Medina que mientras el famélico pueblo dominicano trata de resistir sucumbiendo en el hambre, ellos se puedan dar el lujo de tener tan solamente en los Estados Unidos a 95 Vice-Cónsules y 102 Auxiliares consulares, sin mencionar los que cobran en el resto de los países del mundo?
Entendemos y apoyamos que el personal inevitable para cumplir con las necesidades de representación del pueblo dominicano en el territorio internacional tiene que devengar un salario digno que le permita vivir decorosamente en el país donde se ha trasladado a cumplir con su distinguida misión; no obstante es criminal que los privilegiados con las botellas entregadas y apoyadas por Leonel y Danilo reciban la misma cantidad sin tener que trabajar, y muchas veces sin tener que siquiera viajar al país donde se supone que estén trabajando, ya que los sueldos los cobran directamente en la cancillería.
Imagino que algún día cuando exista una verdadera justicia dominicana alguien tendrá que responder por estos crímenes; lo que si aseguro es que no se escaparan de la justicia divina que mira los abusos cometidos contra el pobre pueblo dominicano, aunque estos gobernantes se han atribuido el derecho a la impunidad por medio de una justicia blindada, eso no será para siempre, así que los culpables y sus cómplices tendrán que responder.
Miami, Fl., sabado, 22 de junio de 2014.
Facebook Comments