¿Por qué algunas personas desarrollan alergias?

Las reacciones inusuales a sustancias no venenosas son producto de la acción del sistema inmune, que confunde a químicos inocuos con patógenos invasivos y responde iniciando una serie de medidas extremas.

alergia primavera

Desde el maní hasta el polen, algunas de las sustancias más inofensivas pueden llegar a ser mortales si alguien es alérgico a ellas. Estas reacciones inusuales son producto de la acción del sistema inmune, que confunde a químicos inocuos con patógenos invasivos y responde iniciando una serie de medidas extremas.

En la mayoría de los casos, este mecanismo es coordinado por un tipo de anticuerpo llamado inmunoglobulina E (IgE), que se produce cuando el cuerpo detecta la presencia de tóxicos invasivos. La IgE estimula a las células del cuerpo a que liberen químicos que provocan una respuesta inmune, la que se manifiesta de diversas formas.

Por ejemplo, la alergia al polen resulta en que las vías respiratorias de bloquean, porque la IgE hace que las células produzcan histamina. Esto, a su vez, lleva a un incremento en la producción de mucosidad, la que se acumula en la nariz, haciendo que sea difícil respirar.

Un estudio reciente encontró que una proteína llamada BetV1, que es alergeno más común en el polen, es extremadamente parecida a la estructura de una proteína producida por unos gusanos parasíticos, lo que podría explicar por qué el cuerpo humano a veces confunde al polen con un patógeno.

Las proteínas que hay en el maní, así como los químicos usados en las medicinas y en algunos materiales como el látex, también pueden estimular reacciones alérgicas, las que toman muchas formas diferentes, como erupciones cutáneas, náuseas o incluso, en casos extremos, puede resultar en un shock anafiláctico, lo que puede ser mortal.

maní

Investigaciones han encontrado que hay varios factores que contribuyen con la propensión de una persona a las alergias. la hipótesis de la higiene, por ejemplo, establece que laspersonas que no están expuestas a los alergenos a edades tempranas, pueden ser más susceptibles de ser alérgicos cuando crecen. Aunque aún hace falta mucha más evidencia para probar esta teoría, algunos dicen que explica por qué las cifras de alergia han aumentado a la par con los avances en la higiene y las costumbres de limpieza en la población.

Ahora, los científicos también están aconsejando a las personas a que expongan más a sus hijos a alimentos alergénicos (como los huevos o el maní) cuando son niños pequeños, puesto que hay estudios que han demostrado que los infantes que no se exponen a estos productos, más adelante tienen más probabilidades de desarrollar alergias cuando los comen. En este caso la evidencia tampoco es concluyente todavía, pero la idea de permitir que el sistema inmune se familiarice con estas sustancias no dañinas lo más pronto posible, parece tener un sentido lógico.

Por Ben Taub para IFLScience

Versión en español de El Ciudadano

Facebook Comments