“Amamantar a mi perro me hace sentir mejor madre”


Terri Graham es una mujer de 44 años, mamá de dos hijos, a quienes no tuvo la posibilidad de amamantar. Es por eso, que ahora le da la teta a su mascota: “Amamantar a mi perro me hace sentir mejor madre”. Alimentar al can con su leche “la completa”. Si eso te pareció raro, deberías saber que no es la primera en hacerlo.
Esta madre, estadounidense, sin distinción de raza o color, optó por “adoptar” a su perro Spider como si fuera un hijo, al punto de que le da su pecho, cuatro veces por día y desde hace ya dos años. En una entrevista con la revista Closer, esta excéntrica mujer decidió contar su realidad, aunque sabe que algunas personas podrán tratarla como un “bicho raro”.
El pequeño Spider probó su leche materna cuando empezó a lamer botellas que Terri dejaba preparadas para uno de sus hijos. Esto la llevó a comenzar a alimentar a su perro de esta manera. Sin embargo, una psicóloga entrevistada por dicha revista sugirió que la madre buscara terapia.
Y aquí continúa lo curioso. En 2010, se conoció la historia de Suzanne Morgan, una madre soltera que se encontró una noche con su perro Dixie hambriento y sin nada para darle: aullaba y ladraba sin control. Entonces, en vez de salir de su casa en busca de alimento, decidió darle de mamar. Nada de alimento balanceado.

Facebook Comments