Amsterdam abre el primer museo de la prostitución del mundo

Amsterdam abre el primer museo de la prostitución del mundo

redlight6feb
The Red Light Secrets se podrá visitar todos los días por 7,50 euros
 

El distrito rojo de Ámsterdam ha abierto  el ‘The Red Light Secrets’, el primer museo de la prostitución del mundo. Abrirá todos los días, desde el mediodía hasta la medianoche y la entrada costará 7,50 euros.

La idea es atraer a los turistas que siempre se han preguntado cómo era la vida al otro lado de las ventanas del barrio rojo. “Cómo viven,  qué sucede en su mundo” comenta Melcher de Wind, uno de los fundadores del ‘The Red Light Secrets’.

El museo está ubicado entre dos burdeles famosos con vistas a un canal, la nueva atracción busca ofrecer algo diferente a otros museos relacionados, como el Museo del Sexo o el Museo de la Erótica.

“El resto de museos se centra en el sexo y el rendimiento sexual. El nuevo museo echa un vistazo al mundo de los profesionales del sexo. Lo que se siente al estar de píe detrás de una ventana y recibir las miradas de los demás” explicó Yolanda van Doeveren, encargada de lidiar con la prostitución en el municipio de Ámsterdam.

Dentro del museo

En esta nuevo galería se pueden encontrar exposiciones sobre cómo las modas y la actitud hacia esta profesión han ido cambiado a lo largo de la historia. También cuenta con una pantalla de televisión de doble cara que muestra la doble vida de las meretrices, su trabajo y su vida cotidiana en familia.

Además se puede contemplar herramientas de trabajo como preservativos, lubricantes, juguetes sexuales y camas. La cración de la sala ha estado respaldada por el asesoramiento de la exprotituta Llonka Stakelborough.

La prostitución en los Países Bajos fue legalizada en el año 2000 y en la actualidad hay alrededor de 7.000 personas que trabajan en este sector en Ámsterdam. Alrededor de tres cuartas partes de las mujeres, provienen de países con bajos ingresos, principalmente de Europa del Este, de acuerdo a las cifras del municipio de Ámsterdam.

Facebook Comments