Barcelona: Apresan 30 dominicanos por robo informático 50.000 euros

 

ESPAÑA.- Centenares de kilómetros separan l’Hospitalet de Llobregat de Cantabria, pero en los delitos informáticos la distancia siempre es relativa. La Guardia Civil informó este lunes de la detención de treinta y tres personas por robar 50.000 euros duplicando la tarjeta SIM de un teléfono móvil.

Los arrestos se produjeron en diferentes localidades de la provincia de Barcelona, principalmente en la segunda ciudad de Catalunya. Y la víctima es una persona cántabra.

La Guardia Civil de Cantabria arrancó la investigación durante el verano pasado, después de recibir la denuncia de la sustracción de más de 50.000 euros de una cuenta bancaria sin permiso del titular.

40 operaciones bancarias en un solo día

El instituto armado explicó que la estafa se produjo mediante un método denominado sim swapping, que consiste en duplicar la tarjeta SIM del teléfono móvil para acceder a la cuenta bancaria de la víctima a través de internet.

Una vez accedieron al banco, los estafadores solicitaron un crédito de 30.000 euros y comenzaron a extraer ese dinero y el resto que estaba guardado en la cuenta. En un solo día, llegaron a realizar 40 operaciones.

Al duplicarse la SIM, la víctima se quedó aparentemente sin línea de teléfono móvil. Pero realmente lo que estaba pasando es que era utilizada por los ladrones. Allí recibían los mensajes de seguridad que permiten operar. Por eso la Guardia Civil recomienda interesarse por si alguien ha solicitado el duplicado de la tarjeta SIM cuando se pierde una línea de teléfono móvil.

Las indagaciones de los agentes especializados en ciberdelincuencia realizaron el rastreo del dinero y lograron identificar a los estafadores, que finalmente fueron detenidos en dos fases: la primera durante el mes de junio y la segunda el mes pasado.

30 mulas y tres captadores

Treinta de los arrestados eran los receptores del dinero, denominados mulas, y tres se encargaban de captar a los anteriores. Una treintena de los detenidos son naturales de República Dominicana, dos de Colombia y uno de España.

(LA VANGUARDIA)

Facebook Comments