Cientos de seguidores despiden entre lágrimas y cervezas al rapero Monkey Black

Cientos de seguidores despiden entre lágrimas y cervezas al rapero Monkey Black

Situaciones-Reportadas-En-El-Entierro-De-Monkey-Black-3-www.rapdiacion.net_ 

SANTO DOMINGO (7dias.com.do).- Mujeres con “ataques”, jovencitas gritando histéricas, jóvenes llorando en las calles, tumultos y desórdenes por ganar una camiseta con la imagen del ídolo, una larga fila para ver cuerpo, son parte de las escenas captadas en la mañana de este domingo en las instalaciones del club Deportivo Los Mina, donde cientos de personas despidieron al rapero Michael Flores Ozuna, popularmente conocido como Monkey Black.

El cadáver era velado dese ayer sábado en la funeraria Blandino de la avenida Sabana Larga, en el ensanche Ozama, Santo Domingo Este, desde donde a eso de las 10:15 de la mañana, un amplio dispositivo policial y de agentes vestidos de “paisano”, comandados por el coronel Félix Fortuna, escoltó el cadáver hasta el club, ubicado en la esquina formada por las calles Marcos del Rosario con Juan Pablo Duarte.

El féretro recorrió varias calles de Los Mina antes de llegar al club y en el trayecto fue notoria la cantidad de mirones que salían al frente de sus casas y observaban  con curiosidad la marcha fúnebre, algunos de elloscon los ojos llorosos, como Julián Sosa, quien recordó las vivencias del muchacho que vio crecer y que hoy regresa a recibir la  última despedida de su gente.

La gente, mayormente mujeres jóvenes,  corrían a pie, motores y pasolas para ver sacar el cuerpo del carro fúnebre cuando llego al club, desbordando la seguridad y el cordón policial que escoltaba la caravana, “para mantener el orden y evitar desordenes”, como explicara el coronel Félix Fortuna.

Contrario al “glamour” que se observó en las funeraria Blandino, velatorio donde había más policías que dolientes, tan pronto llegó el cortejo fúnebre a Los Minas,  el barrio donde creció el rapero, una mar humano arropó el carro fúnebre, y entre gritos y un fondo música de una de sus conocidas canciones, se inicio el segundo velatorio.

Ya en interior de la edificación deportiva, los cientos de seguidores y admiradores del joven artista asesinado el 30 de abril en Barcelona, España, empezaron a desfilar ordenadamente frente cadáver, momento que fue interrumpido con un tumulto, que empezó a empujones y gritos una batalla campal por obtener la franela negra con la imagen del Monkey.

 “¡A Monkey Black hay que llorarlo coño!”, voceaba insistentemente  uno de los dolientes desde la parte trasera de una motocicleta mientras mostraba una foto de su ídolo y sostenía una botella de cerveza con la otra.

Curiosamente, al velatorio que se realizó en el club de Los Mina, no asistió ningún rapero conocido, al menos hasta el mediodía, algo de lo que se quejó uno de los fanáticos, que expresó que «la gente con la que se compartía le dio la espalda”.

¿Un crimen de odio?

Para el padre del fallecido, José Altagracia Fabián, Monkey Black, quien murió al recibir varias estocadas de dos hombres en un bar de la localidad de Saint Adria del Besos, en Barcelona, fue víctima de un crimen de odio, el que cual no debe quedar impune. Aunque dijo que no su hijo no tenía enemigos ni provocó ningún problema en el bar donde fue ultimado por dos presuntos gitanos.

Sostuvo que el caso aun no ha sido esclarecido, pero que las autoridades españolas le informaron a través de la Cancillería que hay un sospechoso y que se trató de un crimen aparentemente por motivos raciales.

El joven fallecido residía desde hace varios años en Barcelona, donde contrajo matrimonio. Era nativo del sector Los Mina y su representante, Alberto Bragado, llegó a un acuerdo con la directiva del reputado club para rendirle homenaje este domingo en sus instalaciones.

Facebook Comments