Cierran Línea 1 de Metro de Madrid por obras durante 4 meses

metro-cuatro-caminos-madrid-01

 

Un total de 23 estaciones están cerradas desde hoy

MADRID, 03 (SERVIMEDIA)

La capital amanece este domingo con 23 estaciones de la Línea 1 de Metro sin prestar servicio, dadas las obras de acondicionamiento que está acometiendo el Consorcio Regional de Transportes entre las estaciones de Plaza de Castilla y Sierra de Guadalupe. La EMT ha puesto en marcha un servicio especial de autobuses para paliar la carencia de trenes.

Después del retraso de dos semanas provocado por la huelga de maquinistas de Renfe, la línea 1 de Metro mantiene, a partir de hoy y hasta el 12 de noviembre, más de 13 kilómetros de trayecto sin prestar servicio, algo que afecta a estaciones con mucha circulación como la de Sol o Cuatro Caminos.

Para garantizar la movilidad en la capital pese a este corte de más de cuatro meses, la EMT ha reforzado su servicio con 50 autobuses, además de implantar tres servicios especiales gratuitos que realizarán rutas entre las estaciones de Plaza Castilla y Cuatro Caminos (SE1), Atocha y Sierra de Guadalupe (SE2) y esta misma estación con Conde de Casal (SE3).

Asimismo, se ha instalado un carril bus temporal en la Avenida de la Albufera, a fin de que los autobuses acorten tiempos, a la vez que se refuerza casi en un 50% el servicio de la línea 145, que une Conde de Casal con Ensanche de Vallecas.

Otra de las líneas que más se refuerza es la 37, que cuenta con un 37,5% más de servicios, mientras que la 10, la 102 y la 143 aumentan la frecuencia entre un 20 y un 30%. En total, la EMT pone en circulación entre 50 y 60 autobuses más, destinados a cubrir estos refuerzos y las líneas especiales.

Los agentes de movilidad reforzarán su presencia en varios lugares de la ciudad que podrían verse afectados por el aumento de tráfico derivado del cierre temporal de esta línea. De hecho, sólo en la Avenida de la Albufera se desplegarán 14 de estos agentes, que estarán apoyados por Policía Municipal.

QUEJAS POR RETRASAR LAS OBRAS

Las quejas en las redes sociales se dispararon desde el primer momento en que se supo que el corte de la L-1 iba a retrasarse como consecuencia de la huelga convocada por el Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios, y es que el inicio de estas obras estaba previsto para el 18 de junio para que no afectara a la vuelta de las vacaciones de verano.

Sin embargo, el Ayuntamiento de Madrid dijo desde el primer momento que la EMT contaba con los medios para hacer frente al corte de la L-1, y que podía dar cobertura al cese de servicio de Metro. Sin embargo, el Consorcio Regional de Transportes decidió esperar a que desconvocaran la huelga y, ahora, el cierre se prolongará hasta el 12 de noviembre.

(SERVIMEDIA)

Facebook Comments