Convertir a Santo Domingo en capital del turismo requiere inversión inicial de RD$1,173 millones

Santo Domingo. La capital dominicana  se prepara para recibir  más de 2,000 turistas diario, con  la implementación de un plan de reestructuración y rediseño de sus espacios públicos, que requerirá de  una inversión inicial de RD$1,173 millones,  y cinco años para su ejecución.

Sin embargo, se teme que el trabajo del Gobierno y el sector privado no sea compensado con el esfuerzo de los munícipes, que no entiendan el impacto económico que tendrían  en el futuro esas renovaciones en sus vidas.

El proyecto que ya está en ejecución incluye  la reestructuración de monumentos, iluminación, calles,  aceras, soterrar los cables, ornato de las vías  y, hasta  educar y orientar a la gente, tendrá como buque insignia a la Ciudad Colonial o Centro Histórico, con sus museos, conventos y edificaciones.

 

El objetivo es aprovechar el impacto de la inauguración de la Autovía del Este en agosto próximo,  ya que reduciría a solo una hora el trayecto, que ahora  toma más de tres, lo que incidirá en un aumento el flujo de turistas desde Punta Cana a la capital.

 

Además los miles de visitantes que cada año llegan en  cruceros a las costas dominicanas, a quienes se quieren dar la mejor imagen para que vuelvan, resalta un reportaje que publica este miércoles 4 de julio (2012) el periódico Hoy.

El proyecto no solo abarca la Ciudad Colonial, sino que se proyectará al Gran Santo Domingo como una metrópolis, con sus modernos edificios y  centros comerciales a la altura de los mejores del mundo. Con esto se daría un empuje al turismo dominicano que recibe cada año 4,5 millones de turistas.

 

Inversión superior a los 1,000  millones de pesos

 

 

Según los datos suministrados, la inversión inicial es de  RD$1,173 millones, que aportará el Banco Interamericano de Desarrollo (BID),  aunque se proyecta que la ejecución completa requeriría de más recursos por lo ambicioso del plan.

Los propulsores del  proyecto son el Ministerio de Turismo, el Clúster Turístico de Santo Domingo, que preside Luis Marino López; la Asociación de Hoteles de Santo Domingo, la Asociación de Hoteles y Restaurantes  de la República Dominicana (Asonahores), comerciantes, artesanos y las organizaciones comunitarias.

Según Fausto  Fernández, viceministro de Turismo, hay  una corriente dentro de la industria turística que quiere convertir a Santo Domingo  en un importante destino, que complemente la oferta de sol y playa de los demás polos, en lo cual ya se empezó a trabajar, primero soterrando los cables que afean las históricas vías en la Ciudad Colonial.

 

Medidas de control

 

Técnicos nacionales y extranjeros trabajarán junto a la comunidad, que aportará sus ideas para lograr el éxito esperado en el plan que incluye   rediseño de aceras y calles; la iluminación de las vías,  programas  de  limpieza (cero basura) y el ornato para dar otra imagen.

Según el proyecto, en las Ruinas de San Francisco se harán adaptaciones para crear un centro de convenciones, aunque la meta final es construir uno con mayor capacidad en otro lugar del Gran Santo Domingo.

Según  los propulsores del plan, el trabajo será duro, porque se trata de una obra de diseño urbano y hasta de cambiar parte de la  conducta humana, concienciación a la gente para que  entienda el impacto que tiene el turismo en el desarrollo económico y social.

El plan contiene un cronograma de ejecución de la obra, según la demanda, por ejemplo un equipo se encargará de lo relativo a soterrar los  cables de la red eléctrica; otro de las aceras y contenes,  de las calles, de la limpieza y el ornato y formación de los recurso humano.

Un equipo especial trabajará en la señalización de los museos, los cuales no serán  intervenidos,  pero sí le darán una terminación con tecnología de punta, para  cuando el turista  entre haya un traductor automático, en diferente idiomas que explicará lo que significa cada uno.

 

Cadena de servicios

 

Se  institucionalizará la cadena de servicios, para que la gente se forme y tenga  concepto y discernimiento del porqué se debe ser un buen anfitrión.

Fausto Fernández descarta que los trabajos requieran del traslado de los moradores  de  la Ciudad Colonial, pero cree que es vital su cooperación y su  integración al proceso, que requiere de ciudadanos conscientes del impacto económico que tiene el turismo en sus vidas.

Planificarán también las rutas de compra, para  incentivar el turismo comercial en el país, conjuntamente con el de salud, ya que según los propulsores República Dominicana cuenta con centros asistenciales a la altura de los mejores del mundo y a precios más competitivos.

 

 

Ruta completa

 

Acorde con el eslogan, los promotores  del proyecto  buscan que  el relanzamiento de la capital dominicana incluya  “ todo”  lo que normalmente  interesa a un turista, como  son  monumentos  y conventos del  centro histórico, el malecón,  su paisajes,  centros de diversión, la  ciudad moderna con sus  edificios, centros comerciales,  servicios de salud y amabilidad de la gente.

 

6 Jul/ Amo Dom/ SueloCaribe

Facebook Comments