Crisis disminuye la llegada de turistas españoles a RD

LAS VISITAS AL PAÍS HAN DESCENDIDO 37% DESDE 2007

Madrid, España. La crisis económica de España ha cambiado los planes de muchos de sus ciudadanos que soñaron vacacionar en República Dominicana, bajo la sombra de una gran palmera verde con un inmenso mar azul frente a sus pies.

“Viajaría si tuviera dinero, pero ahora me conformo con ver documentales y leer”, es la frase que dijo una mujer de unos cincuenta años, al salir de la feria turística Fitur 2012, en Madrid.

La expresión retrata el estado de crisis en que se encuentra la población, además, va acorde con los datos de llegadas mensuales que guarda el Banco Central dominicano, que indican que la cuantía de visitantes españoles que llegaron en avión hacia República Dominicana ha descendido casi 37% desde que la crisis empezó a sentirse en el 2007.

España ha tenido que enfrentar dos crisis que la han llevado a una profunda recesión: la internacional, que fue primero financiera y después afectó la economía real, y la crisis interna provocada por una burbuja en la industria de la construcción, que tiene su génesis en las políticas de incentivo a la construcción aplicadas desde la dictadura del Francisco Franco, conforme a economistas.

El efecto final es que el 23% de la población activa, es decir, 5.3 millones de personas, están sin empleo, además, se pronostica que para este año la caída del PIB será de 1.7%.

Promoción
Pese a los presagios, hay esperanzas. A los españoles les atraen los monumentos, los paisajes, las montañas y la candidez del pueblo dominicano.

En estos y otros atractivos, confía Paola Dimitri, directora de la Oficina de Turismo dominicana para España y Portugal.

La funcionaria explica que el descenso en la cantidad de visitantes no se debe a que el público haya perdido el interés en el destino, ya que el país “está en el ideario de viajes de vacaciones de los españoles”, sin contar las inversiones en proyectos hoteleros.

El problema, dice, está en la crisis. Según explica, en la Oficina de Promoción para España y Portugal han notado cambios en el patrón de consumo. Por ejemplo, los españoles, igual que los portugueses, ya no vacacionan en una sola época del año.

Ahora se mueven más en respuesta a los precios que encuentren.

Frente a esto, la estrategia ha sido diversificar los precios.

“Competitividad vía oferta”, indica Dimitri. Y esto porque a República Dominicana se puede ir tanto por 500 euros como con 700, 900 o 1,200. “Es decir, hay para todos los gustos”.

Sin embargo, no todo está resuelto. La representante del Ministerio de Turismo señala que el modelo turístico dominicano tiene que mejorar y completar su oferta con otras iniciativas, o se corre el riesgo de perder competitividad.

Los turistas buscan experiencias, indistintamente del descanso, por eso insta a un uso más extensivo de la innovación y el desarrollo.

Dos objetivos que se lograrán, indica, cuando el gobierno mejore la facilitación de la circunstancias y el sector privado se encargue de desarrollar mejor sus productos.

“Vi con sorpresa y alegría que un chico está montando un negocio de globos aerostáticos. Esas son ofertas complementarias simpáticas que ayudan al destino a diversificarse”, dijo Dimitri.

(+)
COMUNIDAD DOMINICANA
PERCEPCIÓN:
 Hasta el momento la mala popularidad que acarrea que miembros de la comunidad dominicana en España realicen actos delictivos no ha tocado al turismo. Sin embargo, es un problema que hay que prestarle “sumo cuidado”, sugiere la directora de la Oficina de Promoción para España y Portugal.

Destaca que la percepción general es que los dominicanos son personas buenas, tranquilas y sumamente trabajadoras, que se sacrifican aquí, en España, con el fin de comprarse una casita en su país, “y eso es inclusive sujeto de admiración para los españoles”. “El español entiende que existen determinados individuos que son fuera de la ley, incontrolables, que tienen una forma particular de comportamiento, pero esa no es la norma en la República Dominicana. Inicialmente este impacto está contrarrestado por la buena imagen que tienen los dominicanos, pero hay que tener sumo cuidado, porque puede ir a más”, dice.

Rainier Maldonado Especial para LISTÍN DIARIO
Madrid, España
Facebook Comments