Déficit fiscal y corrupción, por Leonel Sena

Leonel Sena Davila

El autor es lic. En mercadotecnia residente en Barcelona España

 

En estos momentos de crisis es común escucharse hablar de déficit fiscal, y mucha gente lo asocia a corrupción, valla equivocación, primero definamos el termino; El déficit fiscal es la diferencia negativa entre los ingresos y los egresos públicos en un cierto plazo determinado. El concepto abarca tanto al sector público consolidado, como al sector público no financiero y al Gobierno central. Se trata del resultado negativo de las cuentas del Estado. Cuando los gastos estatales superan a los ingresos, se produce el déficit.

Por lo que podemos deducir que no necesariamente un déficit fiscal valla asociado a corrupción, si no que el gobierno hizo en lo relativo al gasto más de lo que tenía que hacer, o que los ingresos públicos no fueron los estipulados en los presupuestos nacionales.

Vemos con mucha pena como mucha gente que por falta de capacidad o una intensión intensa de acusar de corrupción a la gente que nos gobierna corren a buscar un culpable de un déficit; pero el objetivo de ellos es la mera intensión de demostrar que alguien se robo el dinero.

No creo que en la investigación de un déficit se encuentre indicios de corrupción, los corruptos saben hacer sus cosas, y justifican todos sus gastos, y en un déficit si tu justificas los gastos no se te puede acusar de corrupción. En donde en verdad se verá si hubo corrupción o no es haciendo auditorias a todos y cada unos de los proyectos que se ejecutaron en los gastos o inversión, y veo que los interesado en que se aclare el tema no van por ese lado, van a por personas especificas, y las investigaciones judiciales si se cometen errores se pagan incluso con que el delincuente queden impunes ya que al cometer errores las pruebas no tienen validez.

En nuestro país se ha gastado más de lo ingresado en las arcas del estado, sean o no culpables las pasadas autoridades no podemos pensar que por esa razón son corruptos, porque si lo gastado es en buena lid aunque no se tenga el dinero liquido no se puede decir que hubo dolo. Por tanto no hay corrupción,

Lo que nos queda es superar la situación recobrar la estabilidad en el déficit y averiguar si hubo o no corrupción por otro lado, no en el déficit fiscal, ya que este no da pruebas de corrupción.

Actualmente está bajo el tapete el tema de la reforma fiscal, son las consecuencias de los déficit, y por eso la gente común se siente engañado por qué tiene que pagar por el déficit que se creó en el gobierno; pero en este momento no se recuerda que se hizo un elevado, un túnel, un metro, una autopista u otra obra de interés social con un dinero que no se había producido, y ahí sí que era bueno. Es como cuando tu construye una casa con materiales financiados y luego tienes que meterme las manos al bolsillo para pagar el proyecto que ya estas disfrutando.

 

Facebook Comments