Cómo derrotar al terrorismo islamita

Por: JOHHNY SANCHEZ

Para muchos de los occidentales es difícil entender este grado de intensidad de convicción religiosa de los yihadistas, pero esa es la ideología a la que nos enfrentamos.

Viví en Riad, Arabia Saudita, y en otras ciudades como Damman, en la costa con Bahréin como profesor universitario y observé y conviví con ellos, traté de entenderlos para buscar la paz y condenar el radicalismo religioso.

Hoy, vemos como el odio y venganza motiva a un atacante suicida para matar personas inocentes que solo querían divertirse en un concierto en Manchester, Inglaterra y otro en las Ramblas, Barcelona, inundada de personas extranjeras. En total 14 casos en el mundo en 1 década.

Creo que a menos que identifiquemos las motivaciones de la gente que quiere matarnos por ser libres, y de otra religión, no podremos combatir el azote del terrorismo mundial.

Tengo solución en plazas públicas del mundo y donde se efectúen eventos grandes: Por ej. en el East End de Londres, los comerciantes han tomado la seguridad en sus propias manos.

No esperan que gobierno los ayude, como siempre hacen, después del hecho, ellos son visionarios y se preparan para no morir, se anticipan al ataque.

Desde los acontecimientos en el mercado de Borough, han estado estacionando sus camiones diagonalmente a través de cada entrada a la calle a menudo densamente transita y embalada estilo embajada americana en Gascue, para protegerse contra posibles atacantes.

Creo que la instalación de bolardos retráctiles costeado entre empresarios, estado y ayuda extranjera nos dará seguridad de salir en grupos, porque ellos no quieren matar 3, quieren 300 de un solo viaje.

Lea esto: Después de que un camión fue llevado a una multitud en un mercado de Navidad en Berlín el año pasado, el jefe de la policía, Klaus Kandt, señaló que con tantos objetivos potenciales – 2.500 de esos mercados en Alemania y 60 en la ciudad sola que era imposible reducir el riesgo a cero. No queremos cero, pero un 70%, si.

Por lo tanto, detener los ataques terroristas utilizando vehículos difiere poco de detener a los terroristas con otras armas y depende de una mezcla compleja y dinámica de inteligencia, aplicación de la ley, conciencia pública, relaciones comunitarias y otros elementos que se han familiarizado en los últimos años.

Los grupos salafistas e islamistas luchan por imponer su interpretación de la religión en las sociedades tomando el control con chantaje y miedo. Peor aún, creen que, si no se rebelan para tomar el control de países e instituciones en nombre de Dios, serán profundamente pecadores y arderán en el infierno. Eso no está en el Quoran.

Acosan y engatusan a musulmanes ordinarios en todo el mundo con este cuento: Apóyenos en nuestra búsqueda de un califato, opónganse a los gobiernos musulmanes y a Occidente; si no lo hacen, son pecadores; si se nos oponen, son apóstatas y los mataremos.

Esta es la guerra profundamente política, ideológica y teológica en la que todos estamos enzarzados. La buena noticia es que la gran mayoría de los musulmanes del mundo no es yihadista salafista. La gran mayoría de las víctimas de ISIS, de Boko Haram, de Hezbolá y de al Qaeda es musulmana. Deja de haber atentados terroristas cuando los musulmanes normales alertan a las autoridades.

En Manchester, fueron los médicos y los taxistas musulmanes los que se apresuraron a ayudar a las víctimas. En 1979, cuando el gobierno revolucionario iraní creó su teocracia, el terrorismo islamista era un problema en Egipto e Irán. Hoy, más de 40 países de todo el mundo luchan contra el radicalismo y el terrorismo islamista.

Cuando ocurrió el ataque del 11-Sept, al Qaeda era un ejército variopinto de unos cientos de soldados. Hoy, se estima que hay más de 30,000 yihadistas en Iraq y Siria. También están Hamas, Hezbolá y muchos grupos más.

Hagamos algo. somos más que ellos. Podemos ganar y ganaremos.

Facebook Comments