Día Mundial de la Poesía. A leer todos Poesía!

Día Mundial de la Poesía. A leer todos Poesía!

big_D_a_Mundial_de_la_Poes_a_2013Con Norberto Azor

HOY CELEBRAMOS EL DÍA MUNDIAL DE LA POESÍA. ¡¡¡A LEER TODOS POESÍA!!!!

Cada 21 de marzo la UNESCO celebra el Día Mundial de la Poesía y nos invita a reflexionar sobre el poder del lenguaje poético y el florecimiento de las capacidades creadoras de cada persona. El principal objetivo de la UNESCO es apoyar la diversidad lingüística a través de la expresión poética y dar la oportunidad a las lenguas amenazadas de ser un vehículo de comunicación artística en sus comunidades respectivas. Este día tiene como propósito promover la enseñanza de la poesía; fomentar la tradición oral de los recitales de poéticos; apoyar a las pequeñas editoriales; crear una imagen atractiva de la poesía en los medios de comunicación para que no se considere una forma anticuada de arte, sino una vía de expresión que permite a las comunidades transmitir sus valores y fueros más internos y reafirmarse en su identidad; y restablecer el diálogo entre la poesía y las demás manifestaciones artísticas, como el teatro, la danza, la música y la pintura. La decisión de proclamar el 21 de marzo como Día Mundial de la Poesía fue aprobada por la UNESCO durante su 30º periodo de sesiones, que se celebró en París en 1999. La UNESCO anima a los Estados Miembros a tomar parte activa en la celebración del Día Mundial de la Poesía, tanto a nivel local como nacional, con la participación de las ONG y de las instituciones públicas y privadas: autoridades locales, escuelas, asociaciones poéticas y culturales, museos, editoriales, etc.
VAMOS A LEER Y CREAR POESÍA. Dedicar unos minutos a leer un poema de Lorca, Salomé Ureña, Aida Cartagena Portalatín, Manuel Rueda, Jorge Luis Borges, Pablo Neruda, Pedro Mir, Antonio Machado, etc. Si sigo con el listado no paro. ¡¡¡A LEER TODOS POESÍA!!!

Hace un tiempo pude leer el ensayo “El mundo de la poesía y los poetas” de nuestro catedrático dominicano y presidente de la Academia Dominicana de la Lengua (ADL) Sr. Bruno Rosario Candelier, y les traigo algunas cápsulas organizativas para crear un buena poesía. A INSPIRARSE: “En la conformación del poema confluyen la estructura organizativa y los principios reguladores de la comunicación verbal. Al escribir el poema el poeta le da forma a la materia y en esa operación verbal dispone de cuanto hace posible el acto creador, y aunque no lo sepa conscientemente lo sabe por intuición a partir de la lectura de poesía. El poema constituye una visión verbal de la realidad y en tal sentido tiene una manera peculiar de expresarse. Como conocimiento intuitivo de la realidad, como producto estético del lenguaje, el poema obedece a las siguientes leyes de la creación poética:

1.-Pensar en imágenes.– Mientras los hablantes ordinarios, al realizar un hecho del lenguaje, pensamos en conceptos, los poetas piensan en imágenes, es decir, traducen sus percepciones y emociones en imágenes sensoriales, que es la forma propia de la poesía. Al ver a una mujer con hermosos ojos negros, Emilio García Godoy, le dirá: “Y surgió la noche y se anidó en tus ojos”.”.

2.-Crear una realidad estética. Aunque se trate de un poema inspirado en realidades objetivas, la sustancia del poema, por efecto del trabajo de la forma, ha de transmutar el dato real en objeto estético. La forma necesita de la materia para plasmarse, para concretarse en algo tangible. La forma modela la cosa pero sin la materia no puede darle existencia a nada. El objeto real, material o ideal, ha de transmutarse, en virtud de la esencia poética, en objeto estético. La apariencia de lo real es estímulo para crear la forma, no para reproducirla. El “mar”, de Pedro Salinas o el “cementerio” de Paul Valéry no tienen una representación sensorial objetiva puesto que se trata de una creación estética, aunque esa creación se haya inspirado en una realidad específica.

3.-Vincular el contenido a la Naturaleza. Lo que mueve al poeta a crear, el aliento emocional que lo sacude y estremece, lo asocia a elementos de la Naturaleza porque en la vida de la Naturaleza halla el ser humano la comprensión de cuanto acaece. La sustancia que nos conforma está en todo lo existente. Somos materia estelar, como creía Carl Sagan, y lo que creamos, material o espiritual, es un pequeño Cosmos hecho a imagen del mundo y a imagen y semejanza de nosotros mismos. Cuando Federico García Lorca dice en “Canción otoñal”: Hoy siento en el corazón/ un vago temblor de estrellas, / pero mi senda se pierde/ en el alma de la niebla. / La luz me troncha las alas/ y el dolor de mi tristeza/ va mojando los recuerdos/ en la fuente de la idea…”, está aludiendo a lo que mueve su sensibilidad y lo que siente lo vincula a la Naturaleza para hacer más sensible lo que siente.

4.-Asociar las percepciones de lo real. La percepción doble y simultánea de una misma cosa indica que el poeta abre su abanico sensible y todo su potencial receptor para nutrirse de sensaciones múltiples, físicas y metafísicas, ya que en la creación poética participan los sentidos exteriores y los sentidos interiores con las facultades intelectivas, imaginativas y sensitivas por lo cual el poeta ha de relacionar asociativamente las diferentes percepciones de lo real. En la percepción múltiple de poema, milagro que permite captar al mismo tiempo lo tangible y lo intangible, confluyen lo natural y lo sobrenatural. Por eso la poesía, como creí
a Antonio Machado, se orienta hacia el misterio. El creador de “Soledades”, escribió: Anoche cuando dormía / soñé ¡bendita ilusión! que una colmena tenía/ dentro de mi corazón; /y las doradas abejas/ iban fabricando en él, / con las amarguras viejas, / blanca cera y dulce miel.

5.-Testimoniar la voz de la persona lírica. La poesía revela la creación de la propia percepción del mundo. El poeta ha de plasmar el ritmo, la imagen y el tono con que externa la voz personal y la voz universal que da cuenta, en la expresión del poema, las vivencias y pasiones de la persona lírica. La creación de la persona lírica, producto de la voz personal, es inimitable por su condición auténtica y genuina. La voz de Tulio Cordero, entre los interioristas dominicanos, apunta siempre a la búsqueda mística que lo apela con el gozo de saberse parte consustancial del Todo: /Si acaso la rosa presumida preguntase/ invéntate una excusa. /Esta noche/ quiero ascender estos peldaños/ sin menester de lumbre (“Esta noche”).

6.-Asignar un valor simbólico a términos comunes. La creación poética no es una representación verbal de las cualidades sensibles de las cosas sino una creación que asigna un valor simbólico, traslaticio o metafísico de lo real. En toda obra poética hay una relación de semejanza con la realidad de la cual infirió el creador la forma que tienen las cosas naturales. La obra literaria no reproduce hechos, objetos o fenómenos aunque se inspire en ellos y se nutra de la experiencia natural, social o histórica, como se aprecia en Walt Whitman: Mirad el mar sin límites, /sobre el podio del mar parte el navío con todas las velas/ desplegadas, aún las de gavia. /La flámula ondea en lo alto, mientras navega/ majestuosamente -abajo, las olas rivalizan/ con el navío-, adelantándosele. /Lo rodean con movimiento brillantes espumas (“El navío que parte”).

7.-Crear una realidad autónoma y diferente de la realidad real. Aunque la creación poética entraña una imitación de la forma de la Naturaleza, el producto poético es independiente de toda referencia objetiva por lo cual la creación poética goza, como obra de ficción, de autonomía referencial en virtud de la realidad que ella inaugura con su forma y su sustancia. La mimesis aristotélica se refiere, no al reflejo de la realidad o la Naturaleza, sino a la creación al modo de la Naturaleza por cuanto no es calco sino fruto de la capacidad de creación verbal, como lo revela “Interior” de Johanna Goede: “Cada vez/ que miro hacia dentro/ para contemplar el mundo: / Te encuentro”.

8.-Canalizar el torrente irracional del fuero interno. La naturaleza multívoca, asociativa y polisémica de la creación poética da lugar a múltiples sentidos y exégesis por lo cual no hay en poesía un sentido único y una interpretación excluyente sino significados plurales, abiertos y diversos aunque una sola haya sido la motivación que inspire el acto creador. Este pasaje de Territorios extraños de José Acosta confirma lo que digo: Yo soy inocente de esa música/ de ese lirio roto sobre el aire/ de estos ojos cerrados para siempre. / Yo no soy el que navega en este espacio /no soy el que crea en este instante/ esta forma horrenda del silencio.

9.-Organizar la estructura del poema. A diferencia de la poesía, que puede aparecer en verso o prosa, el poema obedece a una estructura dispuesta con las partes que la componen, según una organización determinada en la que están presentes los siguientes aspectos: 1.- Situación (descripción). 2.- Evocación (rememoración). 3.- Confrontación (oposición dramática). 4.- Transformación (transmutación) 5.- Solución (salida al conflicto). En “Aquí te amo”, de Pablo Neruda, se aprecian los diferentes pasos en la organización del poema:

Aquí te amo.
En los oscuros pinos se desenreda el viento.
Fosforece la luna sobre las aguas errantes.
Andan días iguales persiguiéndose.
Se desciñe la niebla en danzantes figuras.
Una gaviota de plata se descuelga del ocaso.
A veces una vela. Altas, altas estrellas.
O la cruz negra de un barco. Sólo.
A veces amanezco, y hasta mi alma está húmeda.
Suena, resuena el mar lejano.
Este es un puerto. Aquí te amo.
Aquí te amo y en vano te oculta el horizonte.
Te estoy amando aún entre estas frías cosas.
A veces van mis besos en esos barcos graves
que corren por el mar hacia donde no llegan.
Yo me veo olvidado como estas viejas anclas.
Son más tristes los muelles cuando atraca la tarde.
Se fatiga mi vida inútilmente hambrienta.
Amo lo que no tengo. Estás tú tan distante.
Pero la noche llega y comienza a cantarme.
La luna hace girar su rodaja de sueño.
Me miran con tus ojos las estrellas más grandes.
Y como yo te amo, los pinos, en el viento,
quieren cantar tu nombre con sus hojas de alambre.

10.-Sugerir una visión luminosa y edificante del Mundo. El poema es el relato de un sueño, la síntesis de lo que acaricia el corazón como bueno y deseable. El poema postula una visión amable del mundo. El poeta escribe, no para cambiar la realidad, sino para modificar nuestra visión de la realidad y apreciemos las delicias de la vida, el lado bueno de las cosas. La poesía hace amable y positiva nuestra visión del mundo desde el reino de la fabulación, pues con su obra los poetas confirman que el ser humano anhela lo que no parece imposible. Con su visión espiritual y estética el poema formaliza el sueño humano. Entonces la poesía sirve para que tomemos consciencia de lo que es el mundo en su esplendor, de lo bueno y hermoso de la vida y sus criaturas y de la bondad de cuanto existe para gozo y deleite de los humanos. Por eso los poetas comparten con los místicos una actitud de valoración de la belleza y el misterio. En “Preludio Gris”, Alberto Peña Lebrón transmuta la soledad en espera: “Callad. La brisa nueva puede sentirse sola./Oigo pasos en la neblina: su tamaño no bastó a mi vacío./Nada bastó; quién lavará su nombre de fresco aroma,/de rocíos recién llegados a la ribera de los besos./Atardecer, tú nunca sospechaste esta palabra: ausencia./Cada día, ella regaba los ocasos con extraños sollozos./Tal vez algunas cosas se sientan solitarias: gris nocturno,/la brisa nueva, mas el corazón debe ungirse de olvido./Cendal de gris espacio, sigue la misma ruta/despierta de su sombra desplegada…”.

Facebook Comments