Disecciones directrices y premisas electorales: Un acápite dinámica coordinación de José del Castillo.

Jorge Abreu 

Por: Lic. Jorge A. Abreu Eusebio.

 

En la presente entrega, haremos un enfoque analítico de cómo se observaba en el panorama electoral una serie de indicios y hechos para tratar por todos los medios de desacreditar la Junta Central Electoral y a su Honorable Presidente Dr. Roberto Rosario Márquez, apoyadas dichas nebulosas por sectores nacionales y fuerzas exógenas.

 

La guerra sucia empieza desde antes del montaje del certamen electoral que concluyó exitosamente. Una serie de ataques por todos los medios con la complicidad y bajo el patrocinio de entes extranjeros malsanos en crear  desasosiego con mentiras y tratando de poner en camisa de fuerza la entidad electoral, que se ha ganado el reconocimiento mundial por ser una de las Juntas Electorales más activas del mundo y de mayor credibilidad. La renuncia de los técnicos formó parte del plan para hacer abortar el proceso, así como la piratería cibernética que nueva vez trató infructuosamente de jaquear y llenar el sistema informático de virus. La junta estaba blindada y preparada para éstas y cualesquiera otras eventualidades. Salió airosa la Institucionalidad y la Democracia.

Estos sectores pidieron conteo manual por encima del electrónico, frente a lo cual se accedió, sabiendo estos lo que conllevaría durante el proceso con respecto al tiempo de conteo y reconteo. Ellos sabían y estaban conscientes de los retrasos en los escrutinios para validar cada paquete como boletín y de manera irresponsable como Pilatos y la Gatica de María Ramos, presionaban para que fluyeran con mayor rapidez las informaciones y vociferaban e incitaban a desórdenes argumentando fraude, a sabiendas de todo marchaba normal; que ahí estaban sus delegados; que se recontó y se requetecontó los votos válidos, los nulos y los observados de manera diáfana. Se cumplió con el voto de la Constitución y la Ley. Todos los que reclamaron derechos legítimamente protegidos fueron escuchados y la Junta actuó con la debida diligencia, satisfaciendo sus exigencias legales.

Ellos sabían antes del proceso cuáles serían los resultados y el Pueblo Dominicano fue la mañana del 15 de Mayo a votar por quienes entendían les representaban; que había una intención y un secreto a voces generalizado en el electorado apuntando por quienes fueron a votar. Ese Pueblo que se mantuvo tranquilo esperando pacientemente que la Junta Central Electoral certificara su decisión. El Soberano habló; estuvo pendiente de los acontecimientos y observando a los instigadores, a los de doble moral, a aquellos que no les interesa el interés nacional ni la tranquilidad ciudadana. Vox Populi Vox Dei. Los hechos son determinantes en el discurrir de la historia. Lo demás está ahí fehacientemente por más vueltas que quieran darles, por más aristas que pretendan buscarles;  colores o matices que quieran darles y por más resistencia que quieran hacerle a su derrota buscando un culpable.

Hacemos ahora un aparte para valorar de una manera analítica la victoria obtenida por el PLD, PRD y Aliados en la Región Enriquillo y el correcto accionar de José del Castillo Saviñón como armador de los equipos electorales de las Provincias Barahona, Bahoruco, Independencia y Pedernales; elegido por el Honorable Señor Presidente Danilo Medina Sánchez como Coordinador de Campaña de éstas y adicionalmente la responsabilidad directa y exclusiva de la Provincia Barahona y Santa Cruz de Barahona. Como playmaker actuó magistralmente frente al formidable equipo que le acompaña en las lides políticas y a los equipos emergentes y coyunturales.

¿Qué arrojan los números para hacer un correcto y racional juico de valor del resultado de la contienda? Veremos los porcentajes y sus promedios provincial y regional: Nivel A: 69%; Nivel B: Barahona: 52.79%; Bahoruco: 52.89%; Independencia: 59.08%; Pedernales: 54.92%. Promedio Regional Nivel B: 54.92%. Nivel C: Barahona: 62.42%; Bahoruco: 63.35%; Independencia: 69.83%; Pedernales: 58.78%. Promedio Regional Nivel C: 63.60%. Promedio General Regional Niveles A, B y C: 62.51%.

Estos valores arrojan a todas luces el éxito alcanzado por José del Castillo, quien se ha convertido en el as político de mayor relevancia, credibilidad y liderazgo, basado en el trabajo tesonero y militante que día por día éste realiza, afianzando su popularidad de manera férrea en el sentir popular que componen todos los sectores de la sociedad, quien le ha visto y acogido como un hombre de bien, de palabra y que está interesado en el porvenir de Barahona, La Región y el País. Un ser humilde que con hechos respalda sus palabras y promesas.

Ahora falta ya terminado definitivamente el proceso y dejarlo cerrado oficialmente la Junta Central Electoral, hacerse los análisis de todas las variables y comportamientos tanto de los candidatos como de los patrones aplicados  en los Municipios donde la oposición salió ventajosa. Los ¿por qué? de cada caso en lo que respecta a los resultados de la Región Enriquillo; Pasarle factura a los instigadores, desestabilizadores, falaces, intransigentes y manipuladores; a los que mienten desde sus tribunas, se creen los dueños de la tierra y pretenden burlarse de la inteligencia de los demás.

Facebook Comments