Dominicanos NY trabajan área vendieron “torio” investigar bombas atómicas podrían padecer enfermedades

Dominicanos NY trabajan área vendieron “torio” investigar bombas atómicas podrían padecer enfermedades

BROOKLYN NEGOCIOSPor Ramón Mercedes
 
Nueva York.- Dominicanos que actualmente trabajan en una área de la avenida Irving con Cooper del sector de Ridgewood-Brooklyn, donde operó la compañía química Wolff- Alport (1920-1954) vendiendo “torio” entre otros productos químicos al Gobierno Federal de Estados Unidos para investigación con bombas atómicas, podrían padecer de enfermedades.
El criollo Pedro Álvarez, un empleado de 49 años de edad y quien es empleado de un taller de mecánica del lugar, expresó  “he ido al médico tres veces los últimos años con dolor de huesos y de cabeza y me dan Diclofenac”, relató.
Otros criollos que laboran en el mismo espacio parecen no preocuparles la situación, entre ellos  a Rafael Collado, Yocasta Martínez, Silvio Hernández y Alberto Rodríguez, entre otros.
En esa área hay varios establecimientos comerciales como la fábrica de hielo  Ártico Glaciar; una compañía llamada LPL; Deli y restaurante Jarabacoa, taller de mecánica Los Primos; gomera Los Primos; Terra Nova Corporación, y algunos de ellos son operados por dominicanos.
Uno de los productos que vendía la Wolff- Alport al gobierno estadunidense era la Monacita, que contenía hasta un 8% de “torio”, un elemento radiactivo que emite gas radón, y este gas es la segunda causa de cáncer en los Estados Unidos y está asociado con 15 a 22 mil muertes por cáncer de pulmón cada año.
La compañía química dejó desechos en el sistema de alcantarillado y en su propiedad hasta el 1947, cuando la Comisión de Energía Atómica mandó a parar. El lugar ha sido declarado por La Agencia de Protección Ambiental Federal de los Estados Unidos (FDA) como la zona más radioactiva de la ciudad.
El último estudio Federal Integral, dado a conocer en febrero de 2012, encontró niveles lo suficientemente importantes como para concluir que «los trabajadores y peatones que utilizan con frecuencia las aceras en este lugar pueden tener un riesgo elevado de cáncer. «
Después de un año de la evaluación de los resultados del informe de 2012 y la realización de pruebas adicionales, los organismos gubernamentales determinaron tomar medidas de limpieza y para tal fin se anunció el fin de semana pasado un acuerdo con 10 compañías por cerca de 1.4 millones de dólares para dicho trabajo, aparte de realizar nuevos estudios de la contaminación en el lugar.
Elías Rodríguez, portavoz de la Agencia Federal, subrayó que se construyó una verja de alambre que impide la entrada de personas a un solar baldío en el punto, además se instalaron placas protectoras de metal y concreto en los sótanos de edificios, para impedir la salida de gas radón.
La Administración Regional de La Agencia ha manifestado que pueden hacer frente a la contaminación para proteger la salud de las personas en el largo plazo y que no es una amenaza inmediata para los residentes cercanos, empleados o clientes de las empresas del lugar y por el momento no hay planes de desalojo.
 
Facebook Comments