Dominicanos toman medidas al usar celulares en calles Alto Manhattan

Dominicanos toman medidas al usar celulares en calles Alto Manhattan

Desde izq. a der. el reconocido locutor dominicano Francis Méndez habla por su celular dentro de un establecimiento comercial. En el centro el deportista Henry Cabrera toma como protección la pared de un edificio y luego varios quisqueyanos hablan en plena vía pública, al parecer desconociendo la advertencia del Comisionado de la Policía.

Desde izq. a der. el reconocido locutor dominicano Francis Méndez habla por su celular dentro de un establecimiento comercial. En el centro el deportista Henry Cabrera toma como protección la pared de un edificio y luego varios quisqueyanos hablan en plena vía pública, al parecer desconociendo la advertencia del Comisionado de la Policía.

Por Ramón Mercedes

Nueva York.- Ante lo proclamado recientemente por el Comisionado de la Policía, William Bratton, de que el robo de teléfonos inteligentes, tabletas y de identidad representa el 40% de los crímenes de la ciudad, especialmente en el Alto Manhattan, un gran porcentaje de los dominicanos que residen, trabajan y transitan por esa área, la de mayor concentración de quisqueyano (más de 300 mil), han tomado ciertas medidas de protección al usar esos aparatos en las calles.

Así se pudo comprobar durante un recorrido por algunas de las avenidas del vecindario, donde pudimos observar que gran parte de los quisqueyanos, cuando lo llaman o tienen que hacer una llamada por su celular, buscan como refugio un establecimiento comercial, la pared de algún edificio o la retaguardia de un vehículo estacionado en la vía.

Tal es el caso del reconocido locutor Francis Méndez, residente en el Alto Manhattan, quien al recibir una llamada penetró a un negocio y dio riendas sueltas a su conversación sin la menor preocupación de que algún “mozalbete” le rebate su teléfono, nos informó. Asimismo el joven deportista Henry Cabrera cuando se propuso hacer una llamada usó la pared de un edificio como su protección, para no ser sorprendido por algún ladroncillo.

Cuando el jefe policial dio la información, el pasado mes de abril, las estadísticas de robo en la ciudad eran las siguientes: Manhattan 2014 = 5,589, en 2013 = 6,008; El Bronx 2014 = 4,218, en 2013 = 4,287; Queens 2014 = 2,993, en 2013 = 2,871; Brooklyn 2014 = 1,928, en 2013 = 2,008 y Staten Island 2014 = 422, en el 2013 = 386.

Ahora, las estadísticas de los cuarteles policiales ubicados en Washington Heights, los números 33 y 34, ambos presentan un aumento en los delitos de robo y asalto hasta la primera semana del presente mes, en comparación para la misma época del año pasado.

Los robos en el precinto 33, ubicado en el 2207 de la avenida Ámsterdam con la calle 170, han aumentado un 25.0% y los asaltos un 100%.

Mientras que en el precinto 34, ubicado en el 4298 de Broadway con la calle 183, los robos han aumentado un 33.3% y los asaltos un 125%

Como respuesta a esa situación, el jefe policial neoyorkino anunció la creación de una nueva unidad policial compuesta por 300 agentes.

La Presidenta del Concejo Municipal, Melissa Mark-Viverito, en un análisis de su oficina, solicita el ingreso de mil nuevos agentes policiales para enfrentar el aumento de tiroteos y crímenes que están sacudiendo la Metrópoli, y cuestionó que del precinto 33 se haya reducido el personal policial.

Según una fuente extraoficial, este cuartel cuenta con 20 oficiales menos este año, según reporte del periódico hispano El Diario.

El NYPD es el más grande en los Estados Unidos, cuenta con 35,437 oficiales, tiene un presupuesto de $4 mil 71 millones de dólares y el alcalde Bill de Blasio considera que con los actuales uniformados la ciudad está bien.

Facebook Comments