Ecuador da asilo a Julian Assange

REINO UNIDO LE NIEGA EL SALVOCONDUCTO PARA IRSE

El ministro del Exterior británico advirtió que su país no le dará el salvoconducto a Julian Assange para que deje el Reino Unido luego de que Ecuador anunciara que le había concedido el asilo político al fundador de WikiLeaks, refugiado en su embajada en Londres desde junio.

 

El ministro del Exterior William Hague dijo que no se otorgará el salvoconducto a Assange porque «no hay base legal para que lo hagamos». Agregó que Assange es buscado en Suecia para responder a las acusaciones de «delitos sexuales graves» y que su extradición a ese país no tenía nada que ver con el trabajo de WikiLeaks o con un deseo de las autoridades de Estados Unidos para juzgarlo por la publicación de secretos diplomáticos.

Ecuador le otorgó el jueves el asilo a Assange, cumpliendo «su tradición de proteger a quienes buscan amparo en su territorio, en los locales de sus misiones diplomáticas», anunció el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño en rueda de prensa.

Por su parte, el exjuez español Baltasar Garzón, ahora abogado de Assange, expresó en declaraciones a Televisión Española desde República Dominicana su esperanza de que se respete la sede diplomática ecuatoriana en Londres, y «que se entregue el salvo porque que en definitiva ha sido otorgado soberanamente por un país tercero democrático y para garantizar los derechos fundamentales del señor Assange, que era lo que reclamábamos».

El diferendo entre Ecuador y Gran Bretaña motivó llamados a reuniones regionales y continentales.

El ministerio de Relaciones Exteriores peruano, que desempeña la presidencia pro témpore de la Unión de Naciones Suramericanas, atendiendo un pedido de Ecuador, convocó ayer jueves «a una reunión extraordinaria» de cancilleres de ese organismo para el domingo 19 de agosto en Guayaquil. En la cita se analizará «la situación suscitada en la embajada del Ecuador en el Reino Unido», dijo el ministerio en un comunicado.

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos recibió ayer un pedido de Ecuador de convocar a una reunión de cancilleres de la OEA para el 23 de agosto en Washington, que en principio recibió el apoyo de varios países y la oposición de Estados Unidos y Canadá.

Después de una discusión inicial, el Consejo resolvió continuar la reunión hoy viernes para permitir a sus miembros consultar a sus gobiernos.

La analista y profesora titular de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, Grace Jaramillo, dijo que «el problema real del Ecuador en este momento es con el cumplimiento o no de las leyes del Reino Unido, que establecen que la única posibilidad es que entregue al personaje para su arresto y extradición, y con Suecia que espera que se cumpla la ley».

El reconocimiento de Assange como asilado es una victoria simbólica para el pirata informático, porque aún no está claro cómo va a salir de la embajada en Londres.

«Estamos en una especie de callejón sin salida», dijo la abogada Rebecca Niblock, especialista en extradición. «No es una cuestión de derecho más. Es una cuestión política y diplomática», añadió.

Permanecer en la embajada por un largo plazo «parece ser una de las pocas opciones viables», dijo.

Las diferencias entre Ecuador y el Reino Unido por el caso Assange podrían acarrear consecuencias en otros niveles, advirtió el analista y catedrático de la Universidad Andina, Hernán Reyes.

17 Ago/Amo Dom/Efe

 

Facebook Comments