Ecuatorianos, uno de los colectivos que más se han ido de Madrid desde el inicio de la crisis

Un día fueron los vecinos no españoles más abundantes en España, por encima incluso de marroquíes y rumanos. Hasta 140.000 ecuatorianos han llegado a vivir en la Comunidad de Madrid. Y subiendo. En pocos años, sin embargo, la crisis ha devuelto a su país a más de 22.000 de ellos.

«Todas las semanas recibimos alguna petición de ayuda para retornar a Ecuador», explica Vladimir Paspuel, presidente de la Asociación Rumiñahui. «También es cierto que muchos han conseguido la nacionalidad española», puntualiza.

Sea como fuere, sobre todo los varones ecuatorianos residentes en Madrid han sufrido las consecuencias del parón en la construcción de una forma notable. «Había miles de nosotros trabajando en la edificación de la T-4, el soterramiento de la M-30 y la construcción de nuevos PAU», añade Paspuel.

Aprovechando la libre entrada a España, sin necesidad de visado, vigente hasta 2005, dos grandes oleadas de inmigrantes aterrizaron en la capital.

«La primera, a partir de 1998, mayoritariamente de mujeres, por la gran demanda de servicio doméstico que había al integrarse las mujeres españolas al mercado laboral», apuntan en Rumiñahui. Luego, desde 2002 en adelante llegaron los varones y los hijos, en los procesos de reagrupación familiar.

«Con los lógicos desajustes, aquí nos sentimos bien. Los españoles reconocen que somos muy trabajadores, nobles, callados, sufridos… Quizá de eso se ha derivado algún abuso. Las mujeres lo han dado todo en la atención a las casas y han educado a muchos niños españoles», reflexiona Paspuel.

Un mito sin base real afirma que los ecuatorianos en España provienen de clases sociales bajas. «La estadística, sin embargo, revela que el 22% de los nuevos vecinos de Madrid tienen estudios superiores», ilustran en la asociación. «Profesores, médicos, enfermeras, psicólogos… la mayoría de ellos».

De diversas clases sociales, los ecuatorianos en Madrid tienen en común su gusto por los encuentros con los compatriotas. «Es algo cultural. En nuestra tierra estamos siempre formando clubes y organizaciones de todo tipo. Y aquí hacemos lo mismo».

http://www.toumai.es

Facebook Comments