El avión del Príncipe se avería por segunda vez en dos meses;  tuvo que regresar al aeropuerto de Santo Domingo

El avión del Príncipe se avería por segunda vez en dos meses; tuvo que regresar al aeropuerto de Santo Domingo

156578-620-282

El Airbus A-310 que ya dejó en tierra a Felipe de Borbón en noviembre tuvo que regresar a Santo Domingo, donde había hecho escala – El problema afectó al filtro del aceite

 

El avión del Príncipe de Asturias, un Airbus A-310, el mismo que ya sufrió una avería el pasado 25 de noviembre y que ayer llevaba al heredero de la Corona desde España a Honduras, tuvo que regresar al aeropuerto de Santo Domingo (República Dominicana), donde había hecho una escala técnica, para ser revisado al haberse detectado un problema en el filtro del aceite.

Tras una hora de revisión, el aparato quedó listo para seguir vuelo hacia Tegucigalpa, donde don Felipe debe asistir a la toma de posesión del presidente electo hondureño, Juan Orlando Hernández, informaron fuentes del Ministerio de Defensa.

Estas mismas fuentes explicaron que el piloto observó que el indicador del aceite de uno de los motores del avión se encendía unos veinte minutos después de despegar de la capital dominicana, por lo que decidió regresar a Santo Domingo.

La aeronave, uno de los dos Airbus del modelo A-310 que la Fuerza Aérea española utiliza para el transporte de autoridades, había aterrizado para una escala técnica en el aeropuerto internacional de Las Américas de la capital dominicana, donde repostó combustible.

En torno a una hora más tarde, el avión despegó rumbo a Tegucigalpa, donde el heredero de la Corona española tenía previsto iniciar ayer una visita de dos días aprovechando la toma de posesión de Hernández. Pero a los veinte minutos de vuelo, en la cabina de mando de la aeronave se encendió un indicador relacionado con el aceite. Por prudencia, el piloto decidió regresar al aeropuerto de Santo Domingo para someter al aparato a una revisión.

Fallo en los alerones

Se da la circunstancia de que es la misma aeronave que, al sufrir una avería en uno de sus «flaps» o alerones, obligó a cancelar el pasado 25 de noviembre un viaje oficial de dos días del Príncipe de Asturias a Sao Paulo.

En aquella ocasión, las comprobaciones rutinarias previas al despegue en la base aérea de Torrejón de Ardoz mostraron que uno de los alerones no respondía como debía y los técnicos trabajaron unas siete horas, pero finalmente se canceló el viaje porque la reparación completa del fallo requería más tiempo del preciso para poder llevar a cabo la visita a Brasil tal como estaba programada.

 

 

farodevigo.es

27ene/amodom

Facebook Comments