EL FUTURO DEL PLD

EL FUTURO DEL PLD

Por Jonathan Gómez.
Dominicano reside en Madrid.

Por sobradas razones, el PLD es el grupo político con mayor capacidad de ejercer la responsabilidad de dirigir los destinos del pueblo dominicano. El Progreso del país en los últimos 20 años se debe fundamentalmente al PLD; y cuando hemos experimentado cierto estancamiento ha sido porque el partido ha dejado de gestionar los intereses de todos los dominicanos y dominicanas.
Siempre hemos escuchado que el futuro de un país, de una empresa, una familia o de alguna organización se encuentra en el sector de los jóvenes. Esa sangre nueva y fresca que viene desde abajo oxigenando, dando vida y llenando de esperanza a la organización. Estas raíces que emana brotes verdes, se han venido nutriendo del tronco sano y fuerte que ha crecido y desarrollado años atrás, para sostener al resto del árbol frondoso que ofrece frutos, sombra y cobijo a todos los que dependen de él.
Existe una conexión necesaria entre el tronco que ha crecido sano y fuerte y sus raíces. El primero, compuesto de diferentes capas, ofrece la estructura estable donde se apoya todo lo demás aguantando firme los embistes y las adversidades. El segundo, las raíces, sustentan desde el suelo, dan vida con nutrientes para continuar floreciendo durante decenas de años, incluso siglos, al frondoso árbol. Por lo tanto podemos decir que existe una retroalimentación entre el tronco que da estabilidad, fortaleza, sabiduría y las raíces que ofrece sostenibilidad, nuevos nutrientes y esperanzas para el exuberante desarrollo de todo el árbol.
A nivel Nacional el País cuenta con una savia nueva que nutrirá al partido. Un ejemplo muy directo de ello son los círculos de análisis al más alto nivel que hacen un grupo de jóvenes llamados Colokio. En la Comunidad del Exterior, más de lo mismo, y EE.UU. es otro buen ejemplo de ello. Concretamente en Europa, específicamente en Madrid, España, existe una generación de jóvenes con una preparación académica importante, quienes han cursado parte de sus estudios en prestigiosas universidades europeas. En paralelo a todo este proceso académico-profesional, una gran parte de esos jóvenes han decidido de manera acertada, participar activamente en la estructura del partido, poniendo a disposición de éste todos sus conocimientos, capacidades y experiencias en beneficio de todo el país, partiendo de la premisa fundamental y lema del partido: “servir al partido, para servir al pueblo”. Esos frutos son parte de una semilla que sembró el profesor Juan Bosch, junto a un grupo de hombre y mujeres comprometidos con una causa común: continuar con la obra de los tres padres de la Patria. Para llevar a cabo esta misión contamos con profesionales que traen bajo el brazo cientos de master y doctorados en distintas ramas científicas.
Concretamente en Madrid contamos con jóvenes talentosos, con una gran vocación de servicio, un gran compromiso y un alto nivel de responsabilidad. Estos valores responden entre otras cosas, al nivel de exigencia que se adquiere en el proceso de adaptación al sistema europeo en su más amplio sentido. Un ejemplo de lo mencionado, es el nivel de responsabilidad y dinamismo que experimentó la Secretaría de la Juventud en Madrid mientras estuvo bajo la administración del joven abogado, Rafael Domínguez, sin menoscabar que la nueva titular es también una joven y comprometida compañera, Carmen Mota.
Disponemos de una larga lista de jóvenes que activamente se encuentran integrados en la Secretaría de la Juventud en Madrid, como Nadwiska Gómez, Natanael Torres, Awilda de Jesús, Nieves Rodríguez, Ana Estévez, Vitalina Arias y un largo etcétera. Asimismo cabe destacar a una joven promesa del ámbito político dominico-español, Rubén Castillo Minyette, quien hace unas semanas ha sido elegido aspirante a concejal en el Ayuntamiento de Alcalá de Henares por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), un hecho sin precedentes en esta ciudad por parte de un ciudadano dominicano. Este es un claro indicio de los frutos que estamos obteniendo de ese colectivo de jóvenes promesas residentes en España y que participan activamente sirviendo al partido para posteriormente servir al pueblo.
Los dominicanos y dominicanas avanzarán por el camino del progreso, la estabilidad y el desarrollo de la mano de un árbol frondoso, con muchos frutos, llamado PLD, compuesto de raíces y nuevos brotes verdes llenos de esperanza, compromiso, vocación de servicio y un alto nivel de responsabilidad que sirven de herramientas para afrontar los futuros desafíos de la sociedad.
Así que…
¡E´ Pa Lante que Vamos, continuando lo que está bien, corrigiendo lo que está mal y haciendo lo que nunca se hizo… pero recuerda, que siguen soplando los vientos, también para el 2016!

Facebook Comments