El Gobierno español blinda al sector del taxi frente a plataformas como Uber

MADRID.- El Gobierno español fijó hoy por ley el número de licencias permitidas para vehículos de alquiler con conductor (VTC), que operan a través de plataformas como Uber o Cabify, para garantizar «una convivencia equilibrada» con el sector del taxi.

El decreto-ley aprobado, que deberá convalidar el Congreso, establece un máximo de una licencia para conductores de VTC por cada 30 taxis y otorga a las comunidades autónomas la potestad para denegar la concesión de nuevas licencias si se supera esa cifra.

Estos dos preceptos ya estaban recogidos en el Reglamento de Ordenación de Transporte Terrestre (ROTT), pero ahora el Gobierno los fija por ley para garantizar, además, «una mayor seguridad jurídica», según dijo hoy el ministro español de Fomento, Íñigo de La Serna.

Los taxistas españoles se han manifestado en numerosas ocasiones para protestar por lo que consideran una «liberalización encubierta» de ese sector y exigir que se cumpla la normativa que regula las VTC.

La principal reivindicación de los taxistas era que se respetara la ratio legalmente establecida de una licencia de VTC por cada 30 de taxi, que según ellos se incumple sistemáticamente.

La Federación Española del Taxi (Fedetaxi) consideró hoy la aprobación de la nueva norma de regulación «un triunfo final sobre el modelo que pretenden» plataformas como Uber o Cabify.

Por contra, Uber lo ve como una oportunidad perdida para la creación de miles de puestos de trabajo en España y para la modernización de la movilidad en las ciudades del país. EFE

Facebook Comments