El legado de Pedro Henríquez Ureña entra en la Caja de los Libros del Cervantes

El legado de Pedro Henríquez Ureña entra en la Caja de los Libros del Cervantes

EFE
Madrid, España

Un poema juvenil manuscrito de Pedro Henríquez Ureña, considerado uno de los más importantes humanistas de América Latina en el siglo XX, y el libro entre cuyas páginas fue guardado, quedan custodiados en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes, como legado póstumo del intelectual dominicano.

Esta donación «in memoriam» de Henríquez Ureña (Santo Domingo, 1884- Buenos Aires, 1946) quedó guardada en la caja de seguridad número 1.531 de la cámara acorazada del instituto que difunde y preserva la lengua española en el mundo.

Tras el puñado de tierra de Aracataca, pueblo que vio nacer al premio nobel colombiano Gabriel García Márquez, depositado en febrero pasado en la Caja de las Letras, el poema de Henríquez Ureña es la segunda donación póstuma que recibe la institución.

Y al igual que en el caso de la tierra de la casa natal de García Márquez, la donación de Henríquez Ureña es «sine die», ya que los objetos cedidos hasta ahora por más de veinte personalidades de la cultura española e hispanoamericana desde 2007 tienen una fecha concreta de apertura y, en su caso, devolución a los herederos.

El poema original manuscrito del intelectual dominicano que data de 1899, cuando el escritor, filólogo y ensayista contaba con quince años, fue encontrado dentro de un libro de versos de su madre, Salomé Ureña, prologado por su hijo en 1920 y que fue el primero de una poeta dominicana editado en Europa.

La inclusión del libro en la donación subraya los importantes vínculos culturales que unen a la República Dominicana con España, dijo a Efe el encargado de hacer la entrega, el embajador plenipotenciario dominicano en Holanda y miembro de la Academia de la Lengua de su país, el también escritor Guillermo Piña Contreras.

Exposición con obras de 43 artistas

A continuación se ha inaugurado, también en la sede del Instituto Cervantes, la exposición ‘Modernidad y contemporaneidad en el arte dominicano. Obras de la Colección de la Dirección General de Aduanas’.

Han intervenido García de la Concha, Aníbal de Castro, embajador dominicano en España; Cayo Claudio Espinal, viceministro de Cultura de la República Dominicana y representante de la Fundación del Patrimonio Cultural de Aduanas (poseedora de las obras), y Fernando Fernández, director general de este organismo.

Se exhiben 45 obras que ofrecen una idea concreta de la evolución de las artes plásticas en la República Dominicana desde el pasado siglo. Las piezas, un total de 40 pinturas y 5 esculturas, datan desde la década de 1920 hasta principios del siglo XXI.

En esta antología de 43 de los artistas más emblemáticos de la plástica dominicana destacan cuatro creadores españoles que trabajaron en algún momento en aquel país: el coruñés Eugenio Fernández Granell (1912-2001), el burgalés José Vela Zanetti (1913-1999) y los barceloneses José Gausachs (1889-1959) y Antonio Prats Ventós (1925-1999).

Organizada por la Embajada Dominicana, el Instituto Cervantes y la Fundación del Patrimonio Cultural de Aduanas, la muestra permite al visitante descubrir el país caribeño más allá de sus paisajes y playas. ‘Modernidad y contemporaneidad…’ evidencia la gran riqueza artística y cultural de la República Dominicana y los lazos históricos que mantiene con España.

Facebook Comments