El Plan De Seguridad Ciudadana Y La Reforma Policial De DM

 Lic. Luis Columna Solano.

Lic. Luis Columna Solano.

Por: Lic. Luis Columna Solano/ Politólogo y Analista Político.

 

El Plan de Seguridad Ciudadana, fue una tarea pendiente que el gobierno pasado dejó al presente encabezado por el Licenciado Danilo Medina, quien ganó las elecciones con el lema: Continuar lo que está  bien, Corregir lo que está mal y Hacer lo que nunca se hizo y lo está haciendo.

El Presidente Danilo Medina, dijo durante el desarrollo de su campaña electoral que le partiría el corazón a la delincuencia y en ese sentido, ha puesto en marcha dos importantes iniciativas como el Plan de Seguridad Ciudadana y el Proyecto de Reforma Policial.

El primero está marcha, mientras que el proyecto de Reforma Policial, se encuentra en fase de estudio tras ser requerido nuevamente por el Poder Ejecutivo una vez depositado ante el Senado de la República. A tal efecto, entendemos que el amplio respaldo popular que está recibiendo el gobierno peledeísta con Danilo Medina al frente, tiene bastante preocupado a más de un partido de oposición, razón  por la que exhortamos a los organismos de seguridad del Estado estar  bien atentos sobre un posible plan para desestabilizar  y perturbar la paz ciudadana.

Sucede que  resulta muy  pero bastante sospecho los atracos y ataques que han sido objeto algunas figuras del arte popular como el merenguero Sergio Vargas,  el comediante Margaro y la esposa de Cuquín Victoria por el efecto repercusivo de la noticia ya que se trata de personalidades.  Sobre la Reforma Policial  y a la luz de los detalles adelantados por el gobierno, queremos llamar la atención sobre el carácter represivo de la Institución de Orden Público, para que no nos pase lo mismo que nos ocurrió con la modificación de los Códigos del Mejor y Procesar Penal donde extrapolamos modelos de sociedades con otra civilización  y con características distintas a la nuestra.

A este respecto, creemos que estamos en el mejor momento de opinar y asesorar al gobierno para qué ajuste ese proyecto a la realidad objetiva del pueblo sin romanticismo alguno, ya que el rol fundamental de toda policía,  es la  persecución  de los crímenes y delitos  como policía Judicial pero también como órgano represivo. Hay que partirle el corazón a la delincuencia.  Como país en vía de desarrollo, no podemos darnos el lujo de tener una policía netamente preventiva y científica como ocurre en España, nación que está asesorando a los señores comisionados para dicha reforma policial.  Nuestra Policía Nacional (PN), con muchos menos recursos que otras policías de países desarrollados o ricos, ofrece mejores y más resultados investigativos y preventivos que muchas de ellas. Dicho lo anterior, hacemos un llamado entusiasta  para mejorar nuestra PN sin despojarle su rol como parte del aparato represivo del Estado.

 

Facebook Comments