El sueño frustrado de los dominicanos en Europa

 

misaelPor MISAEL PEREZ MONTERO
 Periodista, Politólogo, Dirigente Barrial y Presidente del P.L.D en País Vasco.

 

Martin Luther King  dijo en Washington en 1963: “I have Dream. Tengo un sueño” . Como él,  también los dominicanos residentes en Europa tuvimos un sueño el día 16 de agosto de 2013.

Nuestro sueño consistía en que el Presidente de la República Dominicana, Danilo Medina Sánchez, hiciese un cambio en el cuerpo diplomático europeo, específicamente en España, con la finalidad de que las nuevas autoridades, por lo menos, pusieran en práctica su proyecto de gobierno en favor de nuestra comunidad, ya que los actuales funcionarios diplomáticos no lo han hecho.

Este cambio, pedido a gritos por nuestra comunidad, es necesario. Lo esperábamos y lo seguimos esperando porque a un año de su gestión todos los compromisos y promesas hechas al Ppresidente de la República por parte de los embajadores, y  cónsules, entre otros, de asistir y ayudar en lo posible a nuestros inmigrantes, ha resultado una quimera.

Pero estos, ni tontos ni perezosos, a lo mejor no han sabido desempeñar su cargo como Dios manda pero sí han sabido encaramelar muy bien las letras de felicitaciones a Danilo por su año de gestión.

Sin duda que en Europa hay un conjunto de compañeros que disponen de capacidad, profesionalidad, representatividad, lealtad política, social y moral para hacer realidad el proyecto de gobierno, que funcionario alguno haya puesto en ejecución, pero el tiempo se va y con él los sueños de quienes desean prestar servicio institucional: médicos, ingenieros, formadores sociales, entre otros, en beneficios de esta comunidad.

Al parecer, pasado el 16 de agosto del 2012, el 27 de febrero del 2013 y de nuevo el 16 de agosto de 2013, ya ha empezado a disiparse en el ánimo de los compañeros la ansiedad de querer hacer lo que nunca se ha hecho en beneficio de nuestra comunidad, especialmente en España, a través de la esperanza y el sueño compartido en tiempos atrás al lado del compañero Danilo.

Por tanto, me parece que la mejoría de nuestra comunidad de inmigrantes en Europa será el único sueño, de los tantos hechos realidad por parte del presidente  Danilo medina, que no podrá cumplirse  por lo menos en este periodo de gobierno.

Vistas estas cosas, no me queda más remedio que ceñirme al dicho popular que dice: “Una cosa piensa el burro y  otra el que lo apareja”. Por  tanto, agreg “Otra cosa piensa el que lo monta”…………y tal parece que aquí seguimos siendo los burros.

Facebook Comments