En Europa quieren migrantes con dinero

migrantes_fotos_01Mientras miles de personas han muerto ahogadas en el Mar Mediterráneo al intentar llegar a Europa, países como Letonia, España, Grecia y Portugal ofrecen la residencia a extranjeros dispuestos a comprar vivienda o invertir

 

 21 de octubre.- Mientras que en el Mar Mediterráneo mueren cientos de inmigrantes indocumentados en su intento por llegar a Europa, a los chinos, rusos y árabes que llegan con dinero en mano y la intención de adquirir bienes se les facilita su llegada.

Letonia es uno de los países de la Unión Europea que impone fuertes restricciones a la llegada de inmigrantes que buscan obtener una residencia y generar dinero comenzando desde cero, pero es permisivo con aquellos que llegan de manera legal y que adquieren de inmediato bienes o generan empleos.

“Bienvenidos rusos, kazajos y chinos, acompañados de sus intérpretes y asesores con contratos de venta en mano”, dice un anuncio de la oficina de inmigración de Letonia, considerando que la mayoría de las personas que llegan a ella lo hacen en busca de obtener la residencia, destacó un reportaje de Spiegel Online.

Tal es el caso de muchos chinos que llegaron entre 2000 y 2010, adquirieron propiedades y tras ese periodo se les otorgó la residencia por cinco años. Una casa de clase media en Letonia cuesta al menos 96 mil 500 euros.

“La Unión Europea ha creado un modelo uniforme de permiso de residencia para los nacionales de terceros países”, enfatizó en entrevista con ExcélsiorStephan Vavrik, jefe adjunto de la Delegación de la Unión Europea en México.

“El estatuto de los nacionales de terceros países de larga duración provee el marco legal para la obtención de residencia. Un inmigrante que llegó de manera legal a un Estado miembro de la UE, como a Letonia, puede pedir permiso de residencia después de cinco años de estancia de manera legal e ininterrumpida”, afirmó Vavrik.

El diplomático agregó que las ausencias del territorio del país perteneciente a la UE no superiores a seis meses consecutivos (que totalicen más de diez meses durante cinco años) o por razones específicas previstas en la legislación de cada miembro del bloque (obligaciones militares, traslado por razones de trabajo, enfermedad grave, maternidad, realización de investigaciones o estudios) no se contabilizarán en el cálculo de la duración de la residencia.

Casos como éstos se ven también en los Estados miembros del Espacio de Schengen, que es independiente a la UE, en el que los inmigrantes quieren vivir, pues en años pasados permitió un crecimiento económico acelerado.

Los gobiernos de Grecia, España y Hungría también están utilizando la oferta de “dinero a cambio de una visa para el Espacio de Schengen” para atraer a nuevos inversionistas de todo el mundo. El modelo se ha visto limitado por las estrictas medidas europeas sobre las leyes de inmigración.

Pero en el caso de Letonia, el programa de Permiso de Residencia sí ha atraído a miles de extranjeros a Letonia. Spiegel Online subrayó que, de acuerdo con una encuesta del Departamento de Inmigración, una quinta parte de los inmigrantes que obtienen la licencia de estancia no se queda a vivir ahí después del periodo permitido, porque son personas que buscan invertir en más de un país europeo.

“Para la Unión Europea, el poder adquisitivo no es un criterio único de migración. Un criterio importante, por ejemplo, es tener una oferta de empleo por una empresa. Para migrantes altamente cualificados existe la Tarjeta Azul Europea (equivalente a la Green Card en Estados Unidos), creada por la Directiva 2009, que también define las condiciones y procedimientos de admisión”, puntualizó Vavrik.

Otros países europeos están imitando el controvertido programa del gobierno de Letonia que busca posicionarse en el mercado inmobiliario apoyándose de la moneda que “llega sin solicitarse”.

Ejemplo de ello son Grecia, España y Hungría, que emplean modelos similares para atraer a nuevos inversores de todo el mundo.

España pone precio a permiso

Comprar una vivienda en España es desde hace unos días el camino más corto para conseguir el permiso de residencia. A pesar de la crisis económica y las numerosas declaraciones de políticos conservadores que afirman que España no puede recibir más extranjeros, el gobierno otorgará ese permiso a las personas que inviertan al menos 500 mil euros en propiedades.

Expertos de la industria de bienes raíces estiman que con la medida habrá más de 300 mil nuevos compradores.

El gobierno de Mariano Rajoy cree que con el programa se verán beneficiados rusos y chinos, ya que son los que tienen más demanda de residencia y adquisición de bienes en España.

El ministro de Exteriores español, José Manuel García-Margallo adelantó desde noviembre del año pasado que el Congreso trabajaba en esta reforma con miras a intentar la crisis que atraviesa no sólo España, sino toda la Unión Europea.

Otros interesados

Desde el verano, Grecia ha otorgado permisos por cinco años a cualquier persona que invierta en su territorio al menos 250 mil euros en propiedades.

Desde octubre de 2012 Portugal ofrece lo que sus ciudadanos llaman coloquialmente “la visa oro”, que equivale a dos años de residencia si se invierten 500 mil euros en bienes raíces.

Hungría no se queda atrás. Su gobierno, que por lo general trata de mantener a los extranjeros fuera de su territorio, puso en marcha en julio pasado el programa “Permiso de residencia”. Se trata de la compra de bonos a cambio de dicho “privilegio”, como ellos lo llaman.

Para merecer ese “privilegio” los inmigrantes necesitan invertir 250 mil euros en bonos como mínimo.

Desde ese punto de vista no importa si es inmigrante y quiere invertir en algún país de la Unión Europea: con dinero en mano el permiso de residencia está casi seguro.

Riesgo en el agua

Para la Unión Europea resulta preocupante la situación que viven cientos de inmigrantes al cruzar el Mar Mediterráneo, como lo que pasó en la isla de Lampedusa, donde una barcaza naufragó causando la muerte de más de 339 personas. Por tal razón, la UE anunció la intensificación de la seguridad en las fronteras y en el mar.

Los recientes naufragios en Lampedusa y Malta, donde perdieron la vida cientos de inmigrantes, son una tragedia europea y afectan a todos los Estados miembros, por eso “tenemos que actuar a nivel europeo para mostrar solidaridad concreta tanto con los migrantes como con los países que se enfrentan a una presión migratoria extrema”, refirió el representante adjunto de la delegación europea en México.

De acuerdo con analistas, eurodiputados y otras fuentes europeas, la falta de una política común europea para la inmigración ilegal y la resolución sólo parcial del control de las fronteras marítimas a través de Frontex (Agencia Europea para la Gestión de la Cooperación Operativa en las Fronteras Exteriores de los Estados miembros de la Unión, creada en 2004) son respuesta al por qué no se evitan tragedias como las de Lampedusa.

“Pese a la crisis (económica), somos el continente más rico y eso atrae a la población que vive sumida en la pobreza y en conflicto. Hay que dar respuesta porque sólo hay que mirar las cifras: en 2012 hubo hasta 72 mil intentos de cruzar la frontera europea de forma clandestina”, señaló la eurodiputada española María Muñiz.

De acuerdo con la Agencia de la Organización de las Naciones Unidas para los Refugiados, desde 2011 han muertos dos mil personas al intentar llegar a Europa.

 

 

amodom/ excelsior.com.mx

 

Facebook Comments