En un mundo en movimiento, todas las personas somos migrantes

El reconocimiento, ejercicio y disfrute de los derechos de la ciudadanía para toda la población con independencia de su origen, es condición necesaria para una verdadera integración social, y la base eficaz para una convivencia positiva entre personas diversas

El 18 de diciembre se conmemora el Día Internacional de las Personas Migrantes. Para ello, y con el fin de fomentar reflexión y debate sobre la contribución de las personas migrantes a la sociedad, desde Cruz Roja Madrid han preparado la proyección de un vídeo documental “Vidas Paralelas”, que muestra la vida, los sueños y las experiencias de dos personas migrantes, y que podrá verse el 15 de diciembre en Espacio Pozas 14 (calle Pozas, 14) a las 19h.

Desde Cruz Roja Madrid se unen a la celebración de este día como una oportunidad para: reconocer las aportaciones que millones de personas migrantes han realizado por el desarrollo y bienestar en muchos países del mundo, construyendo una sociedad con mayor diversidad y riqueza; promover el respeto de los derechos y libertades fundamentales de todas las personas migrantes y sus familias, basándose en los principios de igualdad de trato y no discriminación; e invitar a los gobiernos a ratificar la Convención de la ONU sobre los derechos de las personas trabajadoras migrantes, ya que hasta el año 2010, tan sólo 44 países la han ratificado y 16 la han firmado.

Todas las personas somos migrantes. Vivimos en un mundo en movimiento en el que las migraciones son un hecho natural y una constante. La historia de la humanidad está marcada por continuos desplazamientos en los que el ser humano siempre ha buscado encontrar unas condiciones de vida más idóneas.

El lugar en el que se nace es una cuestión de azar, y la migración internacional es un fenómeno dinámico que refleja las etapas del desarrollo que atraviesan los países en función de su coyuntura económica, política social y cultural.

El reconocimiento, ejercicio y disfrute de los derechos de la ciudadanía para toda la población con independencia de su origen, es condición necesaria para una verdadera integración social, y la base eficaz para una convivencia positiva entre personas diversas.

Por último, desde Cruz Roja insisten en la necesidad de desarrollar políticas sociales de integración y sensibilización social que implementen medidas positivas para favorecer el conocimiento mutuo, la aceptación y la participación social. Pero tambien, prevengan, afronten y erradiquen los posibles brotes de racismo y prácticas discriminatorias en el seno de la sociedad.

 
http://www.parainmigrantes.info

Facebook Comments