Espaillat se juramenta en un masivo acto en Alto Manhattan

NUEVA YORK. Adriano Espaillat Cabral, primer congresista dominicano en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, tomó juramento ante el juez Rolando Acosta (también dominicano), en donde reafirmó su defensa a los inmigrantes y se definió como el mejor ejemplo que desmiente las acciones de odio, xenofobia y racismo del presidente Donald Trump.

Espaillat Cabral escogió como escenario para juramentarse la universidad judía Yeshiva, situada en la avenida Amsterdam y la calle 186 en el Alto Manhattan, franqueado por una representación étnica pocas veces vistas.

Junto a su madre la señora Melba viuda Espaillat, el congresista por el distrito demócrata 13 en Nueva York, pronunció un discurso en inglés en el que se refirió al arresto el viernes en el aeropuerto John F. Kennedy de una docena de refugiados del Medio Oriente, entre ellos un traductor iraquí del ejército de Estados Unidos, calificando de ilegal los apresamientos.

Dijo que la mayoría de los detenidos en la terminal son residentes legales. El traductor tiene una visa especial por ser empleado del Pentágono y otros afectados cuentan con visados legales y vigentes.

“Una vez más le estamos advirtiendo al presidente Trump que estamos listos para seguir uniéndonos y junto a otros líderes congresuales y políticos de Nueva York y Estados Unidos, encabezar la resistencia a uno de los más brutales ataques contra la inmigración del mundo a Estados Unidos”, agregó Espaillat.

Dijo que Estados Unidos no es propiedad de nadie y siempre ha sido una nación construida por inmigrantes de todo el mundo.

Llamó a los dominicanos, latinos y a todos los inmigrantes del mundo a no dejarse acorralar por el miedo y la angustia, y les recordó que Trump está cayendo en violaciones de la constitución de los Estados Unidos.

Se comprometió a seguir luchando para dar respuestas a las principales necesidades de las comunidades del distrito 13 y en toda la nación.

El alcalde

Previo a la juramentación de Espaillat, habló el alcalde Bill de Blasio, quien volvió a enfrentar las órdenes ejecutivas de Trump contra los inmigrantes y recalcó su postura de mantener a Nueva York como Ciudad Santuario en favor de todos los que trabajan y no han cometido crímenes.

Resaltó los aportes de los dominicanos al desarrollo, estabilidad y cultura de la ciudad y recordó que acorde con el último censo, más de 700 mil criollos residen en la megapólis.

 

Por: MIGUEL CRUZ TEJADA

Facebook Comments