España aspira a convertirse en referencia mundial en bio-combustibles

Madrid.- “España está muy bien situada para ocupar un puesto entre los líderes mundiales del sector biotecnológico industrial (biotecnología blanca) y sanitario, especialmente en biocombustibles y en investigación contra el envejecimiento”, ha señalado Jorge Barrero, adjunto a la Presidencia de la Asociación Española de Bioempresas (ASEBIO), durante la rueda de prensa “Hacia una bioeconomía sostenible”, enmarcada en el 6º Encuentro Internacional de Biotecnología, BioSpain 2012 (www.biospain2012.org), un evento bienal organizado por la patronal biotecnológica española y, en esta edición, también por el Grupo SPRI, el conjunto de sociedades públicas del Departamento de Industria, Innovación, Comercio y Turismo del Gobierno Vasco dedicadas a ayudar al tejido empresarial vasco. “Estamos en el momento adecuado para llevar este tipo de biotecnología a buen puerto, lo que puede ser clave para la transformación del sector”.

Según Jorge Barrero, una de las claves para avanzar en este ámbito consiste en “evolucionar desde una economía basada en el petróleo a otra cuya materia prima sea renovable y muy diversa (desde residuos de la industria alimentaria y agrícola hasta una generación de cultivos dirigidos a este fin)”. En España “contamos con suficiente territorio (biomasa), con empresas líderes a nivel mundial en el ámbito energético, profesionales trabajando en estos aspectos y una red de investigación preparada”, ha explicado.

Precisamente, una de las sesiones paralelas de hoy ha tratado sobre la estrategia Horizon 2020, donde los retos de la biotecnología industrial constituyen una prioridad. La mesa redonda ha contado con la participación de Alfredo Aguilar, jefe de la Unidad de Investigación e Innovación de la Unión Europea. Aunque todavía hay cuestiones que se están debatiendo en el seno de este programa, el experto ha planteado una posible Public Private Partnership (PPP), con participación de empresas públicas y privadas al 50%. “Queremos movilizar así en torno a los 2.000 millones de euros”, ha anunciado. “El camino clásico de la innovación ya no funciona y hay que hacer una Europa más competitiva”.

Por su parte, el Director de Tecnología del Gobierno Vasco, Edorta Larrauri, ha dicho en la rueda de prensa que el sector biotecnológico vasco mueve cerca de 300 millones de euros de facturación. En la región se ubican 70 empresas biotecnológicas, el 8% del total de nuestro país. Asimismo, el 25% de los nuevos productos biotecnológicos de 2011 fueron lanzados por empresas vascas. “Este sector requiere un fuerte compromiso público y privado”, ha explicado. El País Vasco lleva invertidos más de 80 millones de euros en biociencia. No obstante, ha recalcado que “se debe ir más allá en nuestra estrategia para priorizar y concretar más otros aspectos aparte de la investigación en biociencias”.

La biotecnología aplicada al envejecimiento

La mesa redonda ‘CNS & Neurodegenerative disordes and ageing’ ha estado moderada por la directora general de Noscira, Belén Sopesén. En esta sesión se han presentado terapias novedosas para el tratamiento de trastornos neurodegenerativos y se han abordado diferentes aproximaciones para afrontar el envejecimiento de la población, como la European Innovation Partnership on Active and Healthy Ageing, cuyas líneas estratégicas han sido expuestas por el director general de Salud y Consumo de la Comisión Europea, Jorge Pinto-Antunes.

María Guerrero, project manager de BRAINco ha destacado que “en 50 años no han aparecido, como en otras áreas médicas, fármacos nuevos y eficaces con mecanismos innovadores para combatir enfermedades neuropsiquiátricas como la esquizofrenia”. En este contexto, se han presentado los detalles de un estudio proteómico en esquizofrenia llevado a cabo por esta compañía. Hay 70 millones de personas  con enfermedades mentales en Europa, donde la depresión afecta al 27% y la psicosis al 1%.

Ignacio Torres, director del Instituto Cajal, del CSIC, ha hablado de la base molecular del envejecimiento cerebral saludable. “Diferentes enfermedades del envejecimiento muestran cambios en el factor de crecimiento insulínico 1 -IGF-1-, una hormona similar a la insulina que juega un papel importante en el crecimiento”, explica. Esto abre la posibilidad a futuras líneas de investigación farmacológicas para la lucha contra las enfermedades del envejecimiento, como el Alzheimer.

Por último, Stephen J. Matlin, CEO de Life Length, ha hablado sobre la longitud de los telómeros –estructuras situadas al final de los cromosomas que aseguran la estabilidad durante el proceso de replicación celular- como biomarcador para entender el envejecimiento y las enfermedades asociadas a éste. “Está emergiendo una nueva era de medicina preventiva y personalizada”, ha apuntado. “Los análisis de los telómeros, unidos  apruebas genéticas, permitirían hacer predicciones de riesgo más poderosas y desarrollar nuevos tratamientos para prevenir enfermedades”.

Los patrocinadores oficiales de BioSpain 2012 son la Fundación Genoma España, Zeltia, MSD y el ICEX.

Las redes sociales y el gabinete de prensa de BioSpain 2012 están patrocinados por Biogen Idec.

 

21 sep/amodom/ econoticias

Facebook Comments