España expulsó a activista uruguayo

Por alteración del orden público en la isla de Lanzarote

La prensa de Lanzarote confirmó que el activista uruguayo José Morales Brum fue expulsado el martes a última hora del territorio español, tras haber sido detenido, el mismo día, en Santa Cruz de Tenerife.

Como se recordará, sobre Morales pesaba una orden de expulsión dictada hace dos semanas por la Delegación del Gobierno en Canarias, a raíz del expediente que se le abrió el 3 de abril por alterar el orden público en una concentración frente a la sede del Partido Popular de Lanzarote en protesta por las prospecciones de Repsol.

José Morales vivía en Lanzarote desde hacía diez años -donde tuvo una hija hace cinco- y asegura que estaba arraigado en la isla española. En días pasados, la Fundación César Manrique (FCM) y la Comisión insular contra las plataformas petrolíferas -integrada por el Cabildo y numerosos colectivos sociales- habían hecho petitorios solicitando que se archivara el expediente de expulsión.

La FCM reconoció «el compromiso de José Morales con Lanzarote y con las causas sociales y ambientales que nuestra institución reconoce y agradece».

El activista uruguayo era colaborador de asociaciones de inmigrantes, sindicales y en defensa de los derechos humanos.

En Uruguay, el Pit-Cnt emitió un comunicado ayer en el que afirma que «nuestro camarada ha sido objeto de una persecución política desde hace ya más de un año», y ve, detrás de la expulsión, un intento de «criminanalizar al migrante para que no participe».

Elpais.com.Uy

Facebook Comments