ESPAÑA: Mapa de la inmigración, dónde hay más y menos extranjeros

Madrid.- En el mundo hay 244 millones migrantes, según datos de 2015 de Naciones Unidas. ¿Tienen en España más o menos peso en comparación con otros países europeos?

Si durante los años de bonanza económica en España la inmigración supuso uno de los protagonistas y motores indudables de la mejoría, tras la crisis este fenómeno ha transitado por caminos diferentes: retornos a países de origen, salidas de jóvenes formados en busca de una oportunidad y, más allá de nuestras fronteras, en una enorme oleada de refugiados.

De acuerdo con las cifras que recopila Expansión/Datosmacro.com de Naciones Unidas, los 244 millones de migrantes que había en 2015 en el mundo suponían el 3,3% de la población mundial. Aproximadamente, el 58% de ellos residían en países desarrollados.

Según estos datos, en España había 5.852.953 de inmigrantes en ese ejercicio, es decir, 427.112 personas menos que cinco años antes, aunque aún por encima de los 4.107.226 que había en 2005.

¿Supone muchos o pocos respecto a otros países europeos? Pues, en conjunto, representan el 12,6% de la población española, una tasa por debajo de la que tienen países como Alemania (14,6%) o Reino Unido (13,07%). En Irlanda llega al 15,8% y en Austria, al 17,15%. Suecia y Noruega, por su parte, superan el 14%.

En el lado más bajo de la clasificación se sitúan Polonia, Rumanía y Bulgaria, que apenas llegan al 2%. Por su parte, Portugal cuenta con una tasa del 8,1%.

Para Ramón Mahía, uno de los coordinadores del anuario Cidob de la Inmigración, el saldo migratorio hoy en día es prácticamente cero, «llegan más o menos nuevos en cantidad similar a los que se van y eso hace que el stock de inmigrantes esté situado entre 4,5 y 5 millones de personas», afirma el experto.

En este sentido, el informe, que se ha presentado esta misma semana, detalla que «el número de nuevos inmigrantes en España ha estado próximo a 350.000 anuales entre 2009 y 2015», en plena crisis económica.

Según un reciente estudio de la Fundacion de Cajas de Ahorros (Funcas), «la sociedad española avanza hacia una mayor tolerancia o aceptación de la inmigración, pese al contexto de empleo aún desfavorable, a lo que contribuye la menor percepción de presencia migratoria y de mayor control de los flujos migratorios, además del efecto de la empatía y del conocimiento mutuo tras años de convivencia con inmigrantes».

Con Información de Expansión

Facebook Comments