Estados Unidos repite título del Mundial de Baloncesto tras arrollar a Serbia en la final

Estados Unidos repite título del Mundial de Baloncesto tras arrollar a Serbia en la final

scale

La actuación de James Harden y Kylie Irving sirvió para que los estadounidenses consiguieran su quinto oro mundial

España.- Estados Unidos ha conquistado el Mundial de baloncesto, por segunda vez consecutiva tras hacerlo en Turquía 2010, después de superar con claridad en la final, disputada en el Barclaycard Center de Madrid, a Serbia (129-92) gracias a la aportación entre otros de James Harden y Kylie Irving que se combinaron para un total de 49 puntos. Se trata del quinto oro mundial para la selección de Estados Unidos, que iguala así a Yugoslavia como el combinado más laureado de la historia en esta competición.

El duelo por la medalla de oro duró cinco minutos, los que tardó Estados Unidos en entrar en el partido. Hasta ahí, una Serbia sin error hizo creer en la sorpresa, en el milagro, con un parcial de 15-7 que obligó al técnico Mike Krzyzewski a pedir un tiempo muerto. Después, un parcial de 15-0 dio la vuelta al marcador y mostró la misma cara americana que contra Lituania, una potencia arrolladora. Un balde de realidad para Serbia, para el Palacio de los Deportes de Madrid y para todo el mundo del baloncesto, rendidos a la evidencia de que Estados Unidos es el indiscutible rey del deporte de la canasta: iguala en títulos a la antigua Yugoslavia y suma de forma seguida dos oros mundiales (ya ganó en Turquía 2010) y dos olímpicos (2008 y 2012).

Desde que Coach K se hizo cargo de Estados Unidos en el 2005, 65 triunfos seguidos y un balance de 77-1. Números tan incontestables como los de la victoria hoy, porque sólo hubo cinco minutos de suspense. Estados Unidos, laxo en defensa, se vio superado por una Serbia que anotó sus siete primeros lanzamientos. Fue ahí donde brilló Teodosic y amenazó Serbia con el sueño de lo imposible. Luego, nada: uno de ocho y un parcial en contra de 15-0 que al final del primer cuarto se extendió 28-6 para un 35-21 al cierre del cuarto que ya fue definitivo. Clave fue el ingreso de DeMarcus Cousins por Anthony Davis, que cometió dos faltas en los primeros tres minutos, y aportó un punto extra de defensa. Y luego, en ataque, Kyrie Irving, sobresaliente: hizo 15 puntos en el primer cuarto con un pleno de tres aciertos en triples.

La diferencia no dejó de crecer en el segundo cuarto. Estados Unidos, empeñado en borrar cualquier atisbo de duda sobre su calidad y favoritismo, anotaba con facilidad, sobre todo Irving y James Harden, pero también Rudy Gay. Hasta 31 de ventaja llegó a tener el equipo NBA, que cerró la primera mitad con un 67-41 abismal. La afición, mayoritariamente española y que se quedó con las ganas de haber visto a su país desafiar a Estados Unidos en la final esperada, guardaba silencio. La superioridad era tal que aburría, por lo que para entretenerse, el público pidió la dimisión del seleccionador español, al que se le culpa de la eliminación en cuartos de final que impidió haber visto seguramente una final diferente.

lavozdegalicia.es

Facebook Comments