Europa endurecerá sus controles tras el escándalo de carne de caballo

pict

Bruselas.- El escándalo de la carne de caballo sigue creciendo en Europa. El último caso se ha dado en España, donde el ministerio de Agricultura y Alimentación ha detectado restos de ADN equino en canelones de la marca La Cocinera, que ha ordenado retirar toda la producción. El asunto fue debatido el lunes en Bruselas, capital Europea.
También el gigante de los muebles Ikea se ha visto afectado por este escándalo. La empresa sueca, que cuenta con cafetería en sus tiendas, se ha visto obligada a retirar sus albóndigas en Suecia y España. La presidencia irlandesa de la Unión Europea (UE) ha pedido unidad para acabar con el fraude.

La Comisión Europea ha propuesto aumentar las pruebas de ADN de productos cárnicos para evaluar el tamaño de un escándalo de carne de caballo vendida como vacuno que ha conmocionado al público y despertado preocupaciones sobre la cadena alimentaria del continente.
Las autoridades han dicho que no existe un riesgo para la salud pública procedente de los alimentos adulterados que se ha identificado hasta ahora, pero se realizarán comprobaciones de medicamentos para estar seguros.

El caso pone en evidencia no solo la falta de seguridad en la industria alimentaria europea, sino la debilidad de un mercado carente de controles, tal y como reconoce la propia UE.

26 feb/amodom

Facebook Comments