Fanáticos de Boston rinden gratitud a David

146656481_crop_exact

Adry Torres
ESPNDeportes
Boston

Durante su trayectoria con los Medias Rojas de Boston, David Ortíz ha recibido una gran cantidad en ovaciones tras su impactantes batazos, especialmente esos que han volado por encima del Green Monster y rebotado por todo Fenway Park.

Sin embargo, la más recién ovación que la nación de los Medias Rojas le pudiera haber dado al dominicano tomo lugar en un restaurante donde Ortíz visitaba luego del partido del sábado en Fenway Park.

Los clientes del establecimiento solamente rendían sus gratitud hacía al Big Papi por la manera en que este hablo durante la ceremonia en honor memoria de las victimas de los bombazos del lunes.

“Este jersey que vestimos hoy, no dice “Red Sox” dice Boston”, declaró Ortíz.

Pero la declaración más fuerte fue cuando dijo, “Esta es nuestra jodida ciudad, y nadie va a condicionar nuestra libertad, sigamos unidos, gracias.”

Fue el primer juego celebrado en el estadio desde el atentado terrorista que ocurrió el lunes pasado el en Maratón de Boston, y el debut lleno de emociones para el corazón y la cara de los Medias Rojas.

“Fue un día muy emocional no solamente para mi, sino todo el mundo que estuvo aquí en Fenway y hasta el que no estuvo”, señalo Ortíz en una entrevista la tarde del domingo.

“Nosotros, muchas veces como seres humanos, necesitamos un punto de partida, un punto de apoyo. Yo creo que el mensaje que yo mande ayer, la gente lo recibió de esa manera”.

Su discurso causo reacciones en el mundo de Twitter, donde los seguidores del dominicano aumentaron a más 390,000, mucho más que lo recuerda tener antes de una ceremonia que vivirá en la memoria de todos que estuvieron presente y mirando a través de la televisión.

A pesar de que uso una mala palabra durante el evento que fue televisado en vivo, la FCC, agencia federal que esta encargada de las regulaciones de televisión y radio, no tuvo problema con el discurso de Ortíz. Un representante, vía la cuenta de Twitter de la agencia había escrito que lo que Ortíz había dicho fue de su corazón.

Aficionados de los Medias Rojas respaldaron las fuertes palabras de su jugador favorito.

El boricua Jason Calixto, quien formo parte del ejercito americano, encontró impresionante a los actos de Ortiz.

“Estuve muy orgulloso de eso. Creo que no hubo nada controversial”.

Facebook Comments