Felipe González pide al PSOE que facilite un Gobierno de Rajoy

img_edefrutos_20151202-152847_imagenes_lv_propias_edefrutos_pedro_sanchez_4-kCcF--992x558@LaVanguardia-Web

El ex presidente del Gobierno exige a Rajoy que haga concesiones programáticas y dice que su investidura debe concluir a primeros de agosto

En un artículo titulado ‘¿Investidura cuanto antes?’ publicado a toda pagina en la portada del diario ‘El País’, Felipe González ha entrado ‘a caballo’ en el Comité Federal del PSOE que se celebra este sábado 9 para pedir al Partido Socialista que facilite con su abstención y la mayor premura la formación de un nuevo Gobierno en España presidido por Mariano Rajoy.

A quien a su vez le pide González que se mueva con rapidez abandonando el ‘modo reposo’ para no perder un día en las negociaciones con el PSOE y Ciudadanos en las que el PP debe hacer –como escribió Josep Borrell en este diario- concesiones importantes en los capítulos: territorial, laboral, pensiones, educación, Europa, regeneración democrática, respuestas al Brexit, fin del ‘austericidio’ y refugiados. Tras lo que el PSOE deberá facilitar el Gobierno de Rajoy con su abstención y sin entrar en una ‘gran coalición’ y también favorecer con sus votos la aprobación de los Presupuestos Generales de 2017 en línea con las exigencias de Bruselas.

El alegato de González, a tan solo 48 horas del Comité Federal del PSOE, ha caído como una bomba en el seno del Partido Socialista porque Pedro Sánchez y su Ejecutiva y barones mas afines se estaban posicionando a favor de decir ‘no’ a la pretensión de Mariano Rajoy de formar un gobierno minoritario con el apoyo de Ciudadanos y Coalición Canaria (170 escaños) y la abstención de los socialistas, como propone González. E incluso alguno de sus dirigentes (como el valenciano Ximo Puig) había propuesto que se explore un posible pacto con Podemos y los nacionalistas en línea con las últimas declaraciones de Pablo Iglesias.

Asimismo, González pide al PSOE la mayor rapidez en sus decisiones y deja a Pedro Sánchez –con quien al parecer se habría reunido en los pasados días sin éxito- en una pésima situación política y personal una vez que el ex presidente y ex líder del PSOE le dice al Secretario General socialista no solo ‘lo que tiene que hacer’ sino el ‘como’ debe hacerlo e incluso el ‘cuando’, afirmando que la investidura de Rajoy se debería aprobar antes de final de julio o a primeros de agosto.

De la misma manera González le dice a Rajoy que no puede perder mas tiempo y que debe hacer concesiones importantes en los capítulos ya mencionados una vez que González, que tiene bastante razón en todo lo que dice y propone, insiste en su artículo en que España no puede perder mas tiempo para formar gobierno y que las urnas del pasado 26-J han sido muy claras y le han dado al PSOE el mandato de instalarse en la oposición pero dejando gobernar al PP como partido ganador de los recientes comicios.

Todo esto parece bien pero forma parte de la estrategia conjunta y habitual entre Felipe González y Juan Luís Cebrián (presidente de PRISA) de presentarse como portavoces no solo de la vieja guardia del PSOE sino también de los mas poderosos sectores del ámbito de la economía y las finanzas. Los que están pidiendo con la máxima urgencia estabilidad política y la formación de un nuevo gobierno ante la gravedad de la situación española y las amenazas que el Brexit está proyectando sobre la Unión Europea, por lo que cabe esperar que ambos (González y Cebrián) obtengan más compensaciones de las que ya reciben (en PRISA en beneficio de su enorme deuda) de esos sectores del poder económico.

Sin embargo el alegato de González que, como miembro nato del Comité Federal del PSOE, lo podía haber hecho él mismo este sábado ante sus compañeros del PSOE, ha dejado a Pedro Sánchez a los pies de los caballos con los que González ha entrado en el Comité Federal, enmendándole al cien por cien la plana a Sánchez y dándole un vuelco a su discurso obsesivo del ‘no es no’ a Rajoy y al PP.

De manera que si Sánchez no acata las ‘órdenes’ de Rajoy e incluso se atreve a hacerle frente al líder carismático de los socialistas, entonces la crisis del PSOE será completa y Sánchez será destituido en el próximo congreso del PSOE en el otoño, después que Susana Díaz –la tapada de González en el Comité Federal- le exija la dimisión a Sánchez por sus derrotas consecutivas en las elecciones del 20-D y 26-J y sus pésimos resultados en otros comicios como los europeos, catalanes, municipales y autonómicos, donde el PSOE ha acumulado una pérdida de mas de 2 millones de votos y 25 escaños del Congreso desde que Sánchez lidera el PSOE.

Estamos pues ante un ultimátum de González a Sánchez, que lleva callado una semana, quien a partir de ahora o sigue las instrucciones del ex presidente y ex líder del PSOE o se enfrentará a su destitución por una parte destacada de los socialistas. Aunque Sánchez también puede caer en la tentación de recurrir a las bases, como si el PSOE fuera un partido asambleario como la CUP, en defensa del mandato político que las bases del PSOE le dieron al elegirlo secretario general.

Sin embargo este horizonte de ‘guerra civil’ en el interior del PSOE no le serviría para nada a Sánchez porque acabaría perdiendo el Congreso del partido pero si provocaría un notable retraso en la formación de Gobierno en España. De manera que la respuesta a todo esto, el sábado en el Comité Federal del PSOE. Aunque hoy las reacciones de dirigentes y barones socialistas no se harán esperar.

republica.com

Facebook Comments